Publicidad

Too big to ban: Uber 'valdrá' sobre el papel 40.000 millones de dólares

Too big to ban: Uber 'valdrá' sobre el papel 40.000 millones de dólares
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Casi no ha dado tiempo a abrir el debate sobre cómo regular la actividad de Uber y su 'valor' va a ser el más alto de una compañía tecnológica no cotizada. La ronda de financiación, de la que se dio cuenta hace unos días, se ultima. Y eso colocaría su valoración sobre el papel en 40.000 millones de dólares. Demasiado grande.

Pero, ¿realmente un negocio como Uber, con gran proyección pero también con un riesgo más que evidente, puede valer 40.000 millones de dólares? Destacamos aquí sólo dos datos para hacer una idea de su tamaño y su evolución:

  • 2.500 millones de dólares de financiación en cinco años de vida (más de 2.000 millones en los últimos seis meses). Pero, ¿por qué tantas necesidades de capital? Dos factores: la 'guerra' del dinero en efectivo, que el propio CEO reconocía en una entrevista recientemente, se suma a la obligación de desembolsar grandes cantidades de dinero para lo que ellos llaman 'relaciones públicas' que, en el fondo, no es más que ejercer como 'lobby' para presionar y lograr normativas favorables en las ciudades que opera.

  • Un negocio milmillonario. Su crecimiento ha sido imponente en los últimos dos años. Sus proyecciones: según informaban este mes desde Business Insider, su previsión es alcanzar los 2.000 millones de dólares de ingresos en 2015 (procedentes de 10.000 millones brutos que generan los viajes de sus conductores, de los que ellos se quedan con un 20% de comisión).

Si se confirmara esa cifra de negocio para 2015, Uber estaría valorado 20 veces por encima de esa previsión. Pese a que a priori pueda parecer excesiva, se trata de una proporción que se da no sólo en empresas no cotizadas, que necesitan el apoyo de inversores privados, sino también en las que ya están en el parqué bursátil.

Al margen de que sea ajustada o no esa valoración, que es algo muy relativo, resulta innegable que la compañía se ha hecho muy grande en tiempo récord. Tan grande que será difícil obviarlos, subestimarlos, o mirar para otro lado, a pesar de que sus formas generen animadversión en grandes dosis. Tan grande como para que se antoje complicado prohibirlo, pese a que hoy por hoy operan en un limbo legal en muchas ciudades del mundo.

En El Blog Salmón | Uber, el que juega con fuego acaba quemándose, Uber rompe todos los techos en una ronda de financiación con cifras de locura
Imagen |

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir