Compartir
Publicidad
Ayudas a Grecia directas al pueblo, una solución al problema griego
Entorno

Ayudas a Grecia directas al pueblo, una solución al problema griego

Publicidad
Publicidad

Anoche el parlamente griego estuvo otra vez decidiendo sobre la segunda parte de las medidas prometidas a sus acreedores europeos para conseguir el siguente rescate billonario, como ya he comentado en estas páginas. El parlamento votó en positivo habiendo recibido el primer ministro Tsipras algunos votos positivo más de sus compañeros de partido que la anterior votación. Incluso con el voto a favor del anterior ministro de finanzas, Yanis Varoufakis, que al mismo tiempo está andando por la prensa internacional proclamando cómo el lo hubiera hecho mucho mejor.

¿Muchas ayudas pero para quién?

Suena impactante que las ayudas que están contemplando son entre 82.000 y 86.000 millones de euros, el 29,9% del Producto Interior Bruto (PIB) griego. Desgraciadamente, como con rescates pasados, se están viendo los mismos errores que peligran en llevarnos a los mismos resultados que hemos visto en pasados rescates.

A este acuerdo también le falta los mismos elementos que han faltado en pasados rescates que son los siguentes elementos:

  • el pueblo no ve apenas nada de esto
  • la deuda sigue creciendo y creciendo
  • no hay ni quita de deuda ni alargamiento de los pagos

El FMI rectifica otra vez

Hasta el Fondo Monetario Internacional (FMI) nos desvela (PDF) que la deuda pública de Grecia se ha convertido en altamente insostenible, como ya hemos comentado en estas páginas, y da las siguientes razones de por qué que aumentará significativamente la dinámica adversa:

  • la flexibilización de las políticas económicas durante el último año, es decir, durante el mandato del nuevo primer ministro griego, Sr. Tsipras
  • el reciente deterioro en el entorno macroeconómico griego
  • el reciente deterioro en el sistema bancario griego

Concluye que la necesidad de financiación a finales del 2018 se estima ahora en 85.000 millones de euros y se prevé que la deuda griega alcance un máximo de cerca del 200% del PIB en los próximos dos años.

Además, admite que hace apenas dos semanas había proyectado que la deuda alcanzaría un máximo de cerca de 170% del PIB, supongo que sin pensar que nos daremos cuenta que cambian otra vez sus proyecciones. No por primera vez.

También nos recuerda que ambas cifras están muy lejos de la proporción del 60% del PIB del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea (UE), que empezó a funcionar en 1997, que fue una parte clave del acuerdo que llevó a la introducción del Euro, el Tratado de Maastricht, que establece como objetivo de clasificación para cualquier país que se consideraba económicamente digna de adhesión al euro.

Finalmente, concluye (PDF) que la deuda griega ahora sólo puede ser sostenible a través de medidas de alivio de deuda que van mucho más allá de lo que Europa ha estado dispuesto a considerar hasta ahora, ya comentado en estas páginas. Es decir que se necesita un tipo de quita y eso no está sobre la mesa.

España deberá más

Los préstamos vendrán principalmente del European Stability Mechanism (ESM).

Como España supone el 11,9% de la exposición de los préstamos del ESM, estamos hablando de una aportación más de España a Grecia del 10.112 millones de euros, un 1% del PIB español.

Las autoridades europeas no exigen que los países miembros del ESM contabilicen las obligaciones adquiridas por los préstamos del ESM. Si lo hicieran, añadiríamos 10.112 millones de euros a los 38.600 millones de euros que España ya asumiría de deuda del ESM. 48.712 millones de euros de deuda en total para España, el 4,8% del PIB, a través de su afiliación al ESM, suma y sigue.

Más deuda sin contar a la mucha que ya hay, también sin contar, como hemos comentado en estas páginas.

Los fondos recibidos para los acreedores o para los ciudadanos

La ventaja de utilizar los fondos recibidos para repagar deuda es que se mitiga el aumento de deuda, ya que se cambia una deuda por otra. La desventaja es que se proclama ayudas, el dinero entra y el dinero sale, demostrando que lo que los acreedores europeos están intentando hacer es igual que los anteriores rescates, asegurar que Grecia no anuncie suspensión de pagos, con el objetivo de dar al gobierno griego tiempo para que las reformas estructurales.

Otra alternativa sería probar otra cosa con este rescate. Aparte de ver medidas económicas exigidas por los acreedores, ¿por qué no vemos al pueblo griego beneficiarse directamente de los fondos del rescate?

La Troika piensa que hacer lo mismo que antes llevará a distintas conclusiones. No estoy convencido. Quién sabe, a ver si hacer algo distinto con los fondos recibidos realmente nos lleva a distintas conclusiones.

Dinero directamente a los ciudadanos

Con 10.8 millones de ciudadanos griegos, según la CIA World Factbook sería interesante ver el impacto si decidiéramos dividir los fondos del rescate entre los ciudadanos griegos. Habría varias alternativas de distribución, como las siguientes:

  • La división entre todos los ciudadanos, daría 7.870 euros per capita
  • Si sólo distribuímos a los mayores de 25 años, daría 10.319 euros per capita
  • Si sólo distribuímos a los mayores de 25 años hasta los 64 años, daría 14.102 euros per capita

Yo abogo por el tercero, pensando que los jóvenes todavía no han adquirido los derechos suficientes para recibir distribuciones y pensando, además, que los mayores de 64 disfrutan ya de pensiones del Estado.

14.102 euros por ciudadano podría ayudar mucho a las familias ya que, con 28.204 euros entrando, las familias podrían pensar en hacer muchas cosas, gastarlo, ahorrarlo, invertirlo, iniciar una empresa, o una combinación de cosas. Y cualquier cosa que hagan, repercutiría directamente y positivamente en la economía griega.

Conclusión

En estas páginas hablé del duro discurso en el parlamento europeo del liberal Sr. Verhofstadt delante del Sr. Tsipras donde dijo lo siguiente de un nuevo plan de rescate:

...si el gobierno griego presenta las propuestas pedidas, Europa no se quedará atrás. Incluso dijo que, cuando se llegue a un acuerdo, Europa también consideraría ayudas directas a los griegos más necesitados.

Pues el gobierno griego ha aceptado todo el plan impuesto por los acreedores europeos. Sin embargo, en el nuevo plan de rescate anunciado no se ve nada de estas ayudas directas a los ciudadanos.

Como he dicho en estas páginas:

Lo único, lo único, que necesita Grecia es el alargamiento en décadas de los plazos de pago, con los 53.500 millones de euros venideros como parte de un acuerdo. Ahí está la resolución del problema griego, a ver si Europa cumple.

En el nuevo plan de rescate tampoco se ve nada de esto.

Vía | Bloomberg View y Libre Mercado (el primero en inglés)
En El Blog Salmón | Los pasos acordados entre Grecia y los acreedores europeos se están siguiendo, Grecia se rinde a la troika pero Europa comienza a desconfiar de Merkel y Schauble, Fracaso total de la UE: Grecia se cae a pedazos, El acuerdo de Grecia con sus acreedores europeos, El plan de Merkel y Schauble para condenar a Grecia y expulsarla del euro y ¿El acuerdo de la Troika y Grecia es una humillación?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio