Publicidad

¿Cómo acabará la historia de Sacyr y el Canal de Panamá? La pregunta de la semana

¿Cómo acabará la historia de Sacyr y el Canal de Panamá? La pregunta de la semana
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Sacyr ha comenzado el año desconcertando a propios y extraños al amenazar al gobierno de Panamá con paralizar las obras de ampliación del canal si no recibía un pago adicional de 1.600 millones. Por esta razón, esta semana os preguntamos:

¿Cómo acabará la historia de Sacyr y el Canal de Panamá?

Respecto a la pregunta de la semana pasada sobre qué podíamos esperar de 2014, la respuesta que más habéis valorado ha sido la de incomodo, que dice así:

Bueno, yo espero muchas cosas el año que viene... Pero en cuanto a las preguntas que planteas:

¿Comenzará a reducirse la tasa de paro el próximo año?

Definitivamente sí, pero no porque haya más trabajo sino porque habrá menos población activa. De hecho, ya está pasando y hay quien se apunta medallas por esto. Por resumir, el paro bajará pero los afiliados a la Seguridad Social bajarán también.

¿Creceremos a un ritmo suficiente para recuperar la economía?

¿Crecer? ¿En serio? Por el momento, con dejar de caer estaría bien, pero no, eso no va a pasar. Sin industria, con una agricultura que sólo vale para pedir subvenciones, el sector de la construcción agotado y los servicios a nivel interno por debajo de mínimos, lo único que salvará un poco la papeleta será el turismo, que al caer los precios se reaviva.

¿Qué pasará con la deuda pública?

Pues que seguirá creciendo al ritmo actual o más. La deuda es algo a lo que la gente común no presta atención. No me he leído ninguna encuesta pero apostaría a que no está entre las principales preocupaciones de la población, muchos de ellos ni saben que existe o cómo funciona. Es por eso que el que crezca no tiene mucho impacto electoral y va muy bien para esconder miserias como el déficit. Si hay mucho se pide más deuda y el déficit se equilibra porque la deuda no va al déficit. Vivimos en un Estado yonqui de deuda, cuanta más le den más consumirá.

¿Y con el déficit?

Eso da igual porque se puede convertir en deuda sin problemas con lo cual si se quisiese podría ser muy positivo. Si no contamos las remesas de deuda, el Estado seguirá gastando mucho más de lo que ingresa. Los gastos estructurales del Estado son absurdos y la única manera de pagarlos es que la economía vaya como la seda y pueda pagar impuestos a punta pala. Esto no se da ni se dará, pero los gastos van a seguir siendo más y más.

Leyes: No se ha incluido esta pregunta, pero ya la pongo yo. Van a haber unas cuantas leyes populistas que va hasta a parecer que el gobierno es eficiente, como esta pseudointervención de la luz. Es lo de siempre, elecciones en 2015... a darle unas migajas a los pobres que tienen derecho a voto para que sigan votando a los de siempre (los unos o los otros) y sobre todo para que se crean que la democracia sirve para algo.

Conclusión: de brotes verdes nada. España es un desierto y no pueden haber brotes verdes. De hecho el país no ha ido bien nunca. La gente vivía en una ilusión de crédito fácil que se ha terminado (para la gente, la banca sigue teniendo eso).

Os recordamos que las respuestas debéis darlas en la sección correspondiente, donde podéis además plantear cualquier pregunta que se os ocurra. La valoración de las respuestas la dais con vuestros votos, de modo que no dejéis de votar las respuestas que os parezcan más interesantes. Los comentarios a este post están deshabilitados para que respondáis a la pregunta aquí.

En El Blog Salmón | ¿Nos conviene que Panamá sea un paraíso fiscal?, El Canal de Panamá Imagen | jocluis

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir