Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Cómo funciona el cambio de divisa Venezolano con relaciones 100 a 1?

¿Cómo funciona el cambio de divisa Venezolano con relaciones 100 a 1?
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente el tipo de cambio venezolano ha alcanzado una relación de cien a uno, es decir, según el tipo de cambio la misma cantidad de dólares nos puede costar casi cien veces más. Venezuela tiene un sistema de tipos de cambio que se mantiene desde 2003.

Este fue firmado por el gobierno de Chávez y continuado por el de Maduro. Básicamente este sistema de tipo de cambio proporciona el control de la economía a la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) a través del control de las importaciones, absolutamente necesarias para el bienestar de los venezolanos.

Los sistemas de tipo de cambio múltiples no son una novedad inventada en Venezuela, sino que han sido establecidos (y luego abandonados) por muchos países. Sin ir más lejos en España en los años 40 y hasta el plan de estabilización del 59, existían sistemas de tipos de cambio múltiples. La idea en su momento era fomentar la producción nacional y las exportaciones, aunque el efecto suele ser contraproducente. En la práctica este tipo de sistemas se acaban abandonando con el tiempo.

En general la forma de funcionar de los sistemas de tipo de cambio múltiples es que el tipo de cambio varía según las transacciones que se deseen realizar. Todas las transacciones de divisa han de establecerse a través del organismo designado por el gobierno, normalmente el banco central.

El funcionamiento del Cadivi Venezolano

En Venezuela el sistema de tipos de cambio fue reformado en febrero de 2015 y básicamente establece los siguientes tipos de cambio:

  • El preferencial, a 6,3 bolívares fuertes por dólar. En principio es para primera necesidad, como alimentos, medicamentos o insumos para la agricultura.
  • El Sicad (Sistema complementario de administración de divisas), que lo mueve a 12 bolívares fuertes por dólar.
  • El Simadi (Sistema marginal de divisas), que en principio es libre y complementa a los anteriores. Según el gobierno esto es para alrededor del 30% de la economía.

No obstante, que exista un tipo de cambio libre no significa que los residentes en Venezuela puedan comprar y vender todo lo que quieran, sino que tienen que someterse a ciertos límites. Se admiten 300 dólares al día, con un máximo de 2.000 al mes y 10.000 al año en las casas de cambio.

Aparte, dentro de esto, existe una serie de cupos por persona, tanto para viajes como para compras al exterior. Estos han de solicitarse y la administración de Cambio de Divisas nos lo dará. Si no, sucede que tendremos que recurrir al tipo de cambio peor o incluso al tipo de cambio libre en el mercado negro.

Dado que el petróleo se vende en dólares, eso es lo que permite al gobierno venezolano seguir manteniendo un sistema así, de modo que subvenciona cierto tipo de importaciones frente a otras. No obstante, con la bajada de precios del petróleo al gobierno venezolano seguir manteniendo este tipo de cambio le está costando mucho más.

El tipo de cambio fuera del sistema

Antes de Internet era posible mantener la ficción sobre los tipos de cambio, pero la revolución bolivariana se ha encontrado con la difusión del mismo. Existen muchas webs que mantienen información sobre los tipos de cambio fuera del sistema, como por ejemplo dólar today. Esto no es algo exclusivo de Venezuela, ya que por ejemplo en Argentina se sigue la cotización del “dólar blue”, como mercado paralelo al mismo.

La diferencia entre el tipo de cambio fuera del sistema y el tipo de cambio fuera del mercado es brutal. Tanto que actualmente hay una diferencia de cien a uno. Es decir, que si el tipo de cambio oficial preferencial es de 6,3 o 12 bolívares por dólar, en el mercado negro se puede encontrar a unos 600 bolívares por dólar.

De ahí que sea fundamental para los venezolanos que cuando van a hacer algún tipo de compra al exterior, como por ejemplo pagarse unos estudios fuera, obtener el tipo de cambio adecuado. Porque quedarse fuera del sistema puede suponer pagar 100 veces por lo mismo. También da pie a corrupción, ya que es posible ofrecer tipo de cambio subvencionado mediante favores políticos a personas que no lo obtendría normalmente.

En la práctica el tipo de cambio múltiple provoca unas distorsiones exageradas. Por ejemplo tengamos el Centauro, un coche ensamblado en Venezuela que no deja de ser el Peugeot 405 que en Europa dejó de venderse en 1987. El coche se vende por alrededor de 355.356,24 bolívares, lo que según el tipo de cambio nos podemos encontrar que es un coche de entre 56.405, 29.613,02 y 592,26 dólares. Los dos primeros son unos precios absurdos para un coche que lleva 20 años anticuado, mientras que el tercero parece el precio que obtendríamos por un 405 de segunda mano.

¿Cuál es el verdadero valor del coche? Es imposible saberlo dadas las distorsiones creadas por el sistema de tipos de cambio múltiple, la información está manipulada y resulta imposible de procesar.

Más información | BBC MUndo (1 y 2), ABC, Noticias 24

En El Blog Salmón | Así baja la inflación Maduro en Venezuela (no vale reirse) y Zara en Venezuela: máximo cinco prendas al mes, por tu bien

Imagen | ruurmo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos