Compartir
Publicidad

Demandas absurdas

Demandas absurdas
1 Comentarios
Publicidad

Un correcto y eficiente sistema judicial es la base para la prosperidad de un país. Muchos países tienen sistemas corruptos que suponen un lastre a su desarrollo. En otros es la falta de medios la que imposibilita la existencia de un Estado de Derecho. Y hay otros en la que estupidez de sus ciudadanos convierte a la justicia en una bomba de relojería para la economía de un país.

Estados Unidos puede calificarse como uno de los peores países para ser demandado. Los casos ridículos son tantos que cada vez tienen más difícil llamar la atención del público europeo.

Para alertar sobre esta problemática, se creó en el país norteamericano los Premios Stella a las decisiones judiciales más ridículas. El premio lleva el nombre de la cliente del McDonalds que se quemó con uno de sus cafés y logró que un tribunal condenara a la cadena de hamburguesas. La sentencia del jurado marcaba una indemnización de más de dos millones y medio de dólares. Aunque después de la apelación quedó reducida a “sólo” 600.000 dólares. Con casos así es difícil distinguir las leyendas urbanas, como el gato en el microondas, de los casos reales.

El premio se lleva concediendo desde 2002. Él último ganador ha sido un ciudadano que dice parecerse a Michael Jordan, lo que le hace que la gente le confunda con el famoso jugador provocándole un sufrimiento emocional. Por esa razón demandó a Jordan y a Nike por más de 800 millones de dólares.

No sólo en Estados Unidos, en todo el mundo hay casos de demandas absurdas. El problema es que en Estados Unidos pueden haber un tribunal que les dé la razón.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio