Compartir
Publicidad

Deuda, engaños y déficit griego empeoran ambiente europeo

Deuda, engaños y déficit griego empeoran ambiente europeo
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Sin duda que la transparencia financiera no es una de las fortalezas de Grecia, un país que se ha sumergido en error tras error con sus datos haciendo que la credibilidad se desplome al mismo ritmo que lo hacen las bolsas europeas. Si la crisis de Grecia ha dejado en evidencia las debilidades del euro, también ha demostrado lo mal que funciona la supervisión financiera del Banco Central Europeo. Es insólito que nunca haya corroborado la veracidad de los datos estadísticos que entregaba el país heleno.

Cuando el año pasado el entrante gobierno de Papandreu reconoció que el déficit para el año 2009 sería el doble del informado inicialmente (del 6% al 12,75%), se pensó que sería suficiente. Ahora nos enteramos que las cifras reales son aún peores y que pueden superar el 14%. Grecia se especializó en engañar y mentir, apoyado en esta parte por la sólida experiencia de Goldman Sachs, el banco que ayudó a Grecia a disfrazar sus déficit fiscales.

A la luz de estas últimas revelaciones los rendimientos de los bonos griegos han continuado su escalada alcista y ayer superaron el 10% (hace unos meses estaban al 4%). Esto indica que nadie está dispuesto a prestar dinero a Grecia a una tasa menor, y eso que las tasas de los bancos centrales está entre el 0% y el 1%. Claramente, el mercado de la deuda soberana ha llegado a niveles altamente explosivos. La deuda pública es una verdadera bomba de tiempo y está lejos de ser tranquilizada por la versión más reciente de los siempre cambiantes paquetes de rescate que piensan para Grecia el FMI y el Banco Central Europeo.

En respuesta a los cada vez peores datos, las agencias de calificación de riesgo retroalimentan la crisis al rebajar más la calidad de la deuda soberana de Grecia. Esto crea nuevas tensiones alimentando ese fuego inmenso en que se ha convertido la economía global. Aún no se toma en cuenta el factor tiempo, que juega en contra de todos y aumenta la presión de una olla que está a punto de reventar.

En El Blog Salmón | Grecia pone en evidencia las debilidades del euro, Goldman Sachs ayudó a Grecia a disfrazar los déficit fiscales
Imagen | Maurizio D.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos