Compartir
Publicidad
Publicidad

Los gobiernos europeos se encuentran entre la espada y la pared

Los gobiernos europeos se encuentran entre la espada y la pared
Guardar
15 Comentarios
Publicidad

Las manifestaciones en contra de las medidas aprobadas por el gobierno en materia laboral y social no son exclusivas de España, sino que también las están secundando nuestros vecinos europeos, que se están echando a la calle. Francia por las diferencias con el gobierno de Nicolas Sarkozy que pretende elevar la edad de jubilación más allá de la barrera psicológica de los 60 años, en Bélgica por los recortes sociales, en Italia por las deficiente estructura de garantías públicas y la dejadez del gobierno de Silvio Berlusconi, y en nuestro país por el giro antisocial de la política del gobierno.

Estas protestas sitúan a los gobiernos europeos entre las peticiones de sus ciudadanos y la presión de las máximas instituciones europeas que sancionarán a aquellos países con un déficit excesivo superior al 3% del PIB. Además de ser seguidos muy de cerca por los analistas en los mercados financieros, que tal y como está la situación, cualquier noticia negativa sobre sus grado de solvencia o estabilidad puede tener unas consecuencias muy negativas sobre su salud financiera.

La papeleta de todos estos gobiernos es delicada, ya sea por falta de previsión, por una deficiente gestión de la crisis, oportunismo, o cualquier otro factor, les ha tocado intentar solucionar la tormenta en este momento de la historia. Los gobiernos europeos, de signos políticos muy diversos, tienen como común denominador la misma situación, déficits excesivos, elevadas tasas de desempleo, crecimiento estanco de la economía, etcétera. Y parece que la solución vendrá de la mano de una reducción del estado del bienestar, y de un aumento del esfuerzo que sus conciudadanos hayan de realizar para aumentar la sostenibilidad del sistema, como el retraso de la edad de jubilación.

Como ciudadano me cuestiono si esta situación no se veía venir de lejos, o si habiéndolo previsto, ¿porqué a los gobiernos centrales les cuesta tanto tomar medidas? Será que además de un cambio en el modelo económico, necesitamos un cambio político global. Creo que la política económica con cuatro años de horizonte es insuficiente, porque las medidas estructurales necesitan de un plazo más largo. Al menos, con ello los gestores económicos tomarían más conciencia de la importancia de promover el desarrollo a largo plazo.

Vía | Reuters
En El Blog Salmón | Las prestaciones sociales tienen los días contados en el Reino Unido
Imagen | cnt-sevilla

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos