Compartir
Publicidad
Publicidad

Los principales peligros que pueden retrasar la recuperación económica

Los principales peligros que pueden retrasar la recuperación económica
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un reciente discurso en Frankfurt, el miembro del consejo ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Yves Mersch, nos habló de la fragmentación de los mercados financieros de la zona euro y de la necesidad de reducir esta fragmentación para salir de la crisis.

Dentro de su análisis, nos dice que hay tres principales peligros que pueden retrasar la recuperación económica o incluso revertirla, que son los siguientes:

  1. Las diferencias de competitividad entre los Estados miembros.
  2. El desapalancamiento público y privado que se está experimentando.
  3. Las barreras institucionales en los mercados financieros.

Las diferencias de competitividad entre los Estados miembros

Estas diferencias pueden causar desequilibrios macroeconómicos y financieros, como nos ha enseñado la crisis financiera. Aunque se ha avanzado mucho, queda más trabajo, especialmente con la mejora de la competitividad. Medidas que describe para mejorar la competitividad las describe como:

  • la calidad de la gestión pública
  • la eliminación de la burocracia
  • la eficiencia de los sistemas tributarios

Nos recuerda que la necesidad de continuar con estas medidas refleja la falta de hacer los deberes cuando vivíamos memores tiempos y resalta que no es la austeridad lo que está frenando el crecimiento pero las debilidades estructurales y el bajo crecimiento potencial, que impulsa la necesidad de adecuar a las economías a la situación necesaria.

El buen trabajo ya hecho ha reducido los desiquilibrios, llevando a la reducción de los riesgos y a la estabilidad financiera y ha resultado que, con el trabajo ya hecho, los países en dificultad tienen unas perspectivas de crecimiento notablemente por encima de lo que tenían hace sólo unos años. Estas mejoras también ha cambiado las visión de los inversores internacionales, que han vuelto a Europa con sus inversiones.

El desapalancamiento público y privado que se está experimentando

Como muchos países y entes privados estaban sobre endeudados, era normal la necesidad del ver un proceso de desapalancamiento, aunque siguiendo distintos ritmos, dependiendo del sector. En su análisis, Sr. Mersch evalúa el sector público, el financiero y el no financiero.

  • En el sector público, este desapalancamiento ha seguido un ritmo gradual y continuo y, además, la divergencia entre los países europeos se ha disminuído y los mecanismos automáticos de reducción de deuda se han establecido. Sólo se necesita persistencia y paciencia. Supongo que Sr. Mersch no está hablando de España cuando dice que ha visto desapalancamiento siguiendo un ritmo gradual y continuo. Es verdad que España está viendo su déficit público reduciéndose, aunque sigue el debate sobre qué porcentaje de déficit tiene y qué se debe tomar en cuenta para su cálculo (la gran diferencia siendo si se toma en cuenta las ayudas europeas al sistema financiero español). Mientras no haya superávit en las cuentas públicas, no veremos notables reducciones en deuda pública, en el corto plazo. No obstante, muchos tienen alergia contra los superávits y lo que buscan es que el crecimiento reduzca la carga de deuda sobre la economía, con la reducción del porcentaje de deuda sobre el Producto Interior Bruto (PIB), que es lo que se verá si la deuda se mantiene estable y el PIB empieza a crecer. Otra forma de hacer lo mismo, que también atrae a los alérgicos contra los superávits es hacerlo a través de aceptar más inflación, que devaluará el valor de las deudas comparado con el PIB. Somos pocos los que nos preocupamos de la inflación, pero ya llegará y, con la poca memoria que existe, nadie vinculará esa inflación con las masivas inyecciones de liquidez que los bancos centrales nos están brindando.
  • En el sector financiero, continúa el ajuste de los balances para mejorar su capitalización, a través de reducciones de sus activos y de aumentos de su capital. Dentro de esta dinámica, mantener los préstamos al sector privado no entra entre los planes de los bancos, con o sin ayuda gubernamental, ayuda que llega sin condiciones. Nos repite que los famosos tests de stress continúan, esta vez de la mano del europeo Single Supervisory Mechanism (SSM, la centralización de la regulación bancaria), liderado por la BCE y que estos darán más confianza al sector a volver a su actividad bancaria.
  • En el sector no financiero. Se ha hablado menos del sobreendeudamiento del sector privado no financiero pero la crisis financiera también ha causado reducción de deuda en este sector, reducción que está impactando la inversión que este sector puede traer. Añadido a la falta de financiación proveniente del sector financiero, aumenta aún más la presión negativa hacia la inversión.

Las barreras institucionales en los mercados financieros

Sr. Mersch resalta que el principal obstáculo a la integración europea del sector financiero son las barreras institucionales. Como el apoyo a las entidades financieras ha sido a nivel nacional, esto ha limitado las posibles respuestas de las autoridades a las dificultades y estas posibles respuestas no necesariamente han sido coordinadas a nivel europeo. Dice que los nuevos cambios regulatorios y de rescate, cada vez más centrados en Europa mejorará esta situación, ver a continuación.

La prudencia y la preparación son esenciales

Aparte de estos importantes peligros, nos advierte de la necesidad de prudencia, comenzando con la futura unión bancaria, a través de la unión bancaria, con SSM y la Single Resolution Mechanism (SRM, la centralización de la resolución bancaria).

Esta centralización bancaria y regulatoria siguen unos factores de éxito que resumo a continuación:

  • El primer factor de éxito es el acceso común a la información. Tanto SSM y SRM tendrán acceso a la información relevante de todas las instituciones bancarias en los Estados miembros que participan en el proceso. Este acceso va incluye:
    • Desde la información de supervisión a escala completa para el SSM.
    • Los planes de resolución para el SRM.
    De esta manera ambos mecanismos pueden garantizar la comparabilidad de la información a través de fronteras nacionales y tendrán una base sólida para sus acciones.
  • El segundo factor de éxito es la toma de decisiones común a nivel europeo del SSM y del SRM, basado en un único órgano de toma de decisiones europeo.
  • El tercer factor son las herramientas comunes. Tanto SSM como el SRM tendrán su respectiva caja de herramientas única para lograr sus mandatos para todos los países. Para la SSM esto se refiere a las facultades de supervisión armonizados, a pesar de las muchas opciones y filtros prudenciales a nivel nacional.

Con estos tres factores de éxito introducidos, Sr. Mersch dice que se conseguirá el objetivo buscado a largo plazo, una unión bancaria.

Faltan los tests de stress centralizados

Como ya se ha mencionado, el BCE llevará a cabo una evaluación completa de los balances de los bancos antes de tomar oficialmente la nueva tarea de supervisión, sus tests de estrés. Este ejercicio incluirá tres componentes.

  • La primera es una evaluación del riesgo de control frente a los principales riesgos en los balances de los bancos, como la liquidez, el apalancamiento y la financiación.
  • La segunda es la revisión de la calidad de los activos, que evaluará los riesgos de crédito, dentro y fuera del balance, y las posiciones y exposiciones nacionales y no nacionales.
  • El tercer componente es el tests de stress que complementarán la revisión de la calidad de activos, proporcionando una visión de futuro de la capacidad de absorción de impactos de los bancos bajo presión.

Los riesgos de los bonos estatales

En este contexto, Sr. Mersch nos advierte de algo muy importante para los tests de estrés de los balances bancarios, qué riesgo fijarán para las carteras de bonos soberanos en las carteras de los bancos, es decir, cómo tratarán los bonos de países que tienen los bancos.

Sr. Mersch dice que, bajo la legislación actual, estos bonos reciben una poderación de riesgo cero, que implica que el nivel de capital necesario para respaldar estas carteras es casi nulo. Sr. Mersch nos advierte que esta situación cambiará y que, en el medio plazo, tiene más lógica evaluar los distintos bonos de estados con su riesgo real. Que se preparen los bancos.

En El Blog Salmón | Políticas del FMI para mejorar la solidez de los sistemas financieros, Las perspectivas de regulación y supervisión de los mercados financieros, Victor Constâncio da su visión de la centralización de la regulación bancaria y El FMI nos describe sus tests de estrés Imagen | reidrac

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos