Compartir
Publicidad
Publicidad

Urge terminar con los paraísos fiscales

Urge terminar con los paraísos fiscales
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Durante las últimas semanas se han logrado numerosos acuerdos para la cooperación y el intercambio de datos referidos al secreto bancario. Desde la cumbre del G20 en Londres el 2 de abril, se ha tomado en serio la necesidad de terminar con los paraísos fiscales, suerte de anomalía en el mercado financiero responsable en gran parte del caótico estado actual de la economía y las finanzas por las distorsiones que entrega a la acciones de política económica .

Aunque es muy natural y deseable esperar que el cambio de giro experimentado por algunas economías europeas se consolide y permanezca, la situación es tan frágil que nada asegura que haya un rápido retorno a indicadores positivos. Sólo en Estados Unidos han quebrado 77 bancos durante este año, rompiendo todos los récord y a una velocidad que sorprende. Horas antes, la cifra era de 74 bancos.

Los avances que se han logrado desde el 2 de abril han sido significativos. Cerca de 90 países se han comprometido a respetar las normas de la OCDE, aceptando así los acuerdos para transparentar la información bancaria. Luxemburgo, Bélgica, Suiza y hasta las Islas Caimán se han comprometido a levantar el secreto bancario que muchas veces esconde negocios ilícitos como los que hace un par de semanas fueron dados a conocer en la ciudad de Nueva Jersey, en Estados Unidos.

En ese lugar un grupo de políticos, empresarios y rabinos fueron detenidos por las SEC, la que tras diez años de investigación, logró desmantelar a una gigantesca red de corrupción y lavado de dinero que operaba entre EE.UU. e Israel, moviendo miles de millones de dólares con la ayuda de los “paraísos fiscales”, de acuerdo a lo que reseña The Economist. El tráfico de drogas, el tráfico de armas y hasta el tráfico de órganos humanos los realizaba esta red de corrupción en las mismas narices de las autoridades, muchas de las cuales eran sobornadas, en una de las ciudades más corruptas de Estados Unidos.

En esa operación participaron más de 300 agentes del FBI, quienes muchas veces temieron que la investigación fuera abortada al quedar en nada cuando la justicia cerraba rápidamente los casos, como ocurrió muchas veces con las investigaciones en contra de Bernard Madoff. Cerrarle el camino a los paraísos fiscales, es apostar por acorralar a las mafias que pueden aprovechar el alicaído estado de la economía global para intentar tomar el control de algunos mercados estratégicos. El informe Global Trends que reseñamos el año pasado, dedica un capítulo a analizar el peligroso protagonismo que puede tener el crimen organizado si se le deja operar a su libre arbitrio.

Por ello que la reunión del G20 en Londres acordó atacar a los países que se nieguen a cooperar con los procedimietos judiciales y administrativos contra el fraude fiscal y el blanqueo de dinero. Las oscuras alianzas entre el poder económico, el poder político y el crimen organizado, constituye un elemento de abierta distorsión. Las mafias operan en las sombras y aprovechan todas las bondades que les permiten los “paraísos fiscales”. Por eso que la “lista negra” que entregó la OCDE el mismo 2 de abril, se ha ido reduciendo dado que muchos países han acordado levantar el secreto bancario.

Si bien la OCDE no tiene ningún poder para aplicar sanciones, se espera que sea el mismo G20 en la reunión que se realizará el 23 y 24 de septiembre en Pittsburgh (Pensilvania), el que determine un castigo. El tema de transparentar la actividad financiera será relevante a la hora de buscar un mercado más eficiente. Las distorsiones que provoca las existencia de un mundo financiero en las sombras, ha quedado demostrada con su poder destructivo sobre la economía real y la estabilidad financiera de los países.

Más información:
En El Blog Salmón | ¿Qué es la OCDE?
Imagen | Ben30

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos