Compartir
Publicidad

Para Bill Gross el capitalismo está en shock por el descenso de la población

Para Bill Gross el capitalismo está en shock por el descenso de la población
Guardar
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Bill Gross, uno de los hombres fuertes de PIMCO, la mayor tenedora de bonos soberanos del mundo, acaba de publicar su Panorama de Agosto, en el cual señala que el capitalismo esta en shock por el descenso de la población. En los primeros párrafos hace una queja a la avanzada tecnología láser de los inodoros actuales, con sensores que accionan las descargas de agua al simple movimiento de manos, pies o cuerpo (por ejemplo, si la persona se levanta del asiento). El problema, como cuenta el mismo Bill, es cuando toda esta automatización se traba, y no hay descarga de agua, y tampoco está la palanca para accionar la descarga en forma manual.

Esta curiosa introducción tiene el importante detalle de la palanca. En momentos en que todo el sistema se desapalanca (instituciones financieras y empresas) nos damos cuenta que ha habido un desapalancamieno aún más brutal: el desapalancamiento demográfico, o la caída sostenida en la tasa de crecimiento de la población, del cual Japón es el ejemplo más directo. Bill Gross señala que el capitalismo requiere de una población creciente y que es esta caída (acentuada desde los años 70 como se aprecia en la gráfica) la principal causa del fracaso del capitalismo.

Se trata de una auténtica tesis anti-malthusiana. Como se sabe, Robert Malthus señaló que la población crecería tanto que en algún momento el mundo se quedaría sin alimentos para esa población siempre creciente. Esta afirmación fue desmontada por el capitalismo que demostró tener en su horizonte operativo la demanda final, que aumentaba por el aumento natural de la población. Ese crecimiento siempre creciente, pese a las pestes y las guerras, fue la palanca que marcó la época dorada del capitalismo. Por ende, su descenso, habría iniciado también el colapso de la estructura natural del capitalismo conocido.

La tasa de crecimiento de la población comenzó su viraje en 1970 y ha continuado esa tendencia durante 40 años. En la actualidad, el mundo está añadiendo 77 millones de habitantes al año (150 personas por minuto), lo que equivale a una tasa de 1,15% anual, lejos de la tasa de 2,3% de los años 60. A este ritmo, bajaremos del 1% en los próximos 10 años, y quizá llegando a cero en los próximos 50. Para datos estadísticos sugiero la lectura de Estadísticas mundiales en tiempo real.

Este análisis ni siquiera discute el envejecimiento de la población, que está comenzando a sentirse en países como el ya mencionado Japon, pero también en Alemania, Italia, Estados Unidos, lo que obligará a retardar la edad de jubilación en forma paulatina. Y este envejecimiento también disminuye el consumo (las personas de mayor edad consumen menos que los jóvenes). Otra palanca que cae.

Si para Gross, quitar la palanca del crecimiento poblacional ha iniciado el declive natural del capitalismo conocido, tenemos otro elemento que se suma a las tesis de un mundo en decrecimiento. Y es algo que hay que admitir: vivimos en un mundo finito, y sin palanca.

Más información | Pimco: Privates Eye
En El Blog Salmón | Estadísticas mundiales en tiempo real

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos