De qué viven Ceuta y Melilla: bases militares, algo de juego online y una enorme dependencia del comercio con Marruecos

De qué viven Ceuta y Melilla: bases militares, algo de juego online y una enorme dependencia del comercio con Marruecos
7 comentarios

Ceuta y Melilla son dos ciudades españolas en el norte de África. Recientemente la entrada ilegal de miles de personas desde Marruecos a Ceuta ante la pasividad en el mejor caso o incentivo en el peor de las autoridades marroquíes, ha provocado que dichas ciudades vuelvan a estar en el candelero y nos acordemos de ellas. Cuando uno ve dos pequeñas ciudades rodeadas de fronteras, no queda sino preguntarse ¿de qué va la economía de Ceuta y Melilla?

Es decir, ¿de qué viven dos ciudades pequeñas en el norte de África sin apenas territorio por el que expandirse? ¿Son dos lugares que deben simplemente dedicarse a vivir de lo que consuman los empleados públicos puestos por el gobierno?

Tanto Ceuta como Melilla sufren de un alto desempleo, y se encuentran a la cola del PIB per cápita de España, solo superando a las comunidades autónomas más pobres.

Ambas ciudades tienen una economía basada en servicios, el sector primario es testimonial (principalmente por las actividades de pesca), el secundario también (marcando principalmente la energía y construcción) y casi todo su PIB está basado en servicios. Muchos de estos servicios son directamente públicos. De los algo más de 84.000 habitantes que tienen Ceuta, 3.000 son militares destinados en los distintos acuartelamientos que tiene la ciudad.

No hay más que ver en la web del ejército de tierra las unidades que hay en Ceuta y en Melilla. Pocas provincias tienen más Unidades, Centros y Organismos, además en el caso de Ceuta y Melilla todas están concentradas en una ciudad más pequeña que algunas ciudades dormitorio de Madrid o Barcelona. Ceuta y Melilla tienen varios museos con los que mostrar su rica historia, pero no dejan de ser otro tipo de empleos que dependen del sector público.

Del comercio transfronterizo ¿al comercio electrónico?

2494704433_c0fc0c9192_o.jpg

En el caso de Ceuta, el 25% de su PIB depende del comercio transfronterizo. Es decir, una buena parte del PIB de Ceuta depende de que miles de personas crucen la frontera a diario para comprar bienes que revenderán en Marruecos. El caso de Melilla es parecido. Desde 1418 cuando el Papa Martin V concedió una bula a los habitantes de estas ciudades para comerciar, según consta en los archivos secretos del Vaticano, estas ciudades llevan comerciando con la población al otro lado de la frontera.

Se calcula que unos 400.000 marroquíes viven del comercio transfronterizo, de porteadores. Además este ha sido cerrado por parte de Marruecos en repetidas ocasiones, como muestra que es capaz de estrangular la economía de Ceuta y Melilla cuando desee. Obviamente la pandemia y sus cierres de fronteras han complicado mucho las cosas. Por otro lado un cierre de la frontera marroquí implica que muchas personas se quedan sin medio de vida. Una empleada de hogar triplica su sueldo trabajando en Ceuta o Melilla respecto a lo que ganaría en Marruecos.

La apuesta por Ceuta y Melilla de convertirse en ciudades de compras lleva tiempo. Ceuta y Melilla tienen un impuesto al consumo muy inferior al que pagamos en el resto de la península. Además tienen bastantes otras bonificaciones fiscales. Ceuta y Melilla no son paraísos fiscales, pero sus habitantes y empresas pagan menos impuestos de los que pagamos en la península.

Las autoridades melillenses han optado por plantear el comercio electrónico como alternativa económica para la ciudad. Pasar del comercio transfronterizo basado en porteadores a vender por internet al mundo. Personalmente creo que aunque si queremos tener una economía que no dependa del sector público exclusivamente en estas ciudades la fiscalidad y telecomunicaciones son fundamentales, decir cosas que suenan modernas como “comercio electrónico” con tan poca concreción no sirve de mucho.

Juego Online en el norte de África

2641274874_442ba04740_o.jpg

Las grandes empresas del juego online de España y algunas europeas se están trasladando a Ceuta y Melilla. ¿Por qué? Principalmente por los bajos impuestos que ofrecen estas ciudades. Si en el resto de comunidades autónomas deben pagar una tasa del 20% (aunque operen desde jurisdicciones como Gibraltar o Malta), en Ceuta y Melilla sólo tienen que hacerlo del 10%.

Eso está haciendo que muchas empresas de juego online se estén trasladando a las ciudades de Ceuta y Melilla, especialmente a la primera. Además no basta con tener una dirección, hace falta tener al menos el 50% de los recursos humanos localizados en Ceuta o Melilla. A pesar de ese requerimiento, estas condiciones están atrayendo a muchas grandes empresas del sector: Codere, 888, Sportium, Luckia, Wanabet, Betway, Rfranco Digital (división online de Recreativos Franco) y otras están silenciosamente convirtiendo a Ceuta y en menor medida a Melilla en una especie de Las Vegas digital.

El gobierno local de Ceuta pretende crear 4.000 empleos con este tipo de empresas. La asociación Bet On Ceuta empieza a agrupar a empresas del sector y a defender los intereses, a la vez que a hacer eventos. Por otro lado, la falta de cierta infraestructura en Ceuta no creo que ayude.

¿Es buena idea apostar por el juego online? Personalmente creo que lo de apostar por nichos cuya actividad sea más libre de una ubicación geográfica junto con atraer turistas (por ejemplo de cruceros) y servicios industriales al tráfico de mercancías que cruza ese punto del mediterráneo es una de las pocas salidas que va a tener Ceuta y Melilla si quieren que su economía no sea la de una base militar. En cierto modo sería parecido a lo que ha estado haciendo Andorra con su objetivo de atraer youtubers, atraer a nichos concretos con unas ventajas que se ajusten específicamente a dicho nicho. No se puede esperar que haya otras opciones si se quiere que las islas tengan una economía no dependiente del comercio transfronterizo.

Pregunta los lectores ¿qué alternativas económicas ven para Ceuta y Melilla?

Imagen | Yassine Abbadi

Imagen | noborder network

Imagen | sksachin

Temas
Inicio