Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Y si los correos electrónicos no fuesen gratis?

¿Y si los correos electrónicos no fuesen gratis?
Guardar
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Leía recientemente un artículo sobre la propuesta de un político británico de cobrar un céntimo (de libra supongo) por cada email emitido desde el Reino Unido, lo que me ha hecho recordar una conversación que tuve hace tiempo sobre una posible manera de acabar con el Spam.

Con esa medida pretende reducir la deuda del estado, inicialmente me parece una medida que no iba a resultar muy popular, ya que precisamente uno de los éxitos del email, aparte de la inmediatez, es la gratuidad, lo que ha supuesto un gran ahorro en las comunicaciones entre empresas, pero también entre particulares. Voy a analizar las ventajas e inconvenientes de tal medida.

Ventajas

Si es el gobierno el que cobra por los emails, su recaudación aumentará, aunque sea céntimo a céntimo.

El coste por usuario no es demasiado elevado como para que la medida sea demasiado impopular; el mes pasado envié 50 emails, si tuviera que pagar por ellos, igual habrían sido algunos menos, pero la factura no me supondría mucho trauma (midiéndolo en cafés, como acostumbran a hacer nuestros políticos, apenas me dará para el azucarillo)

Desaparecerían los reenvíos masivos de emails, las cartas en cadena, el spam (esto sólo si el cobro fuese igual a nivel mundial)

Perderíamos menos tiempo en leer el correo, no tendríamos que filtrar tantos encabezados.

Se especializaría el uso del email, su uso se reduciría a envío de determinados archivos adjuntos e información que no se pudiese enviar por otros medios.

Inconvenientes

Se perdería una importante vía de comunicación gratuita. Sin embargo para según que tipo de mensajes hay otras redes twitter, redes sociales, que podrían suplir muy bien su función.

Que el gobierno crease virus que nos “obligasen” a enviar spam a todos nuestros contactos cada vez que necesitase ingresos extra, siendo conspiranoico.

Cuantificar adecuadamente los emails enviados, quien daría esos datos al estado y las posibles intromisiones en la protección de datos.

No sé que opináis vosotros, pero prefiero que el estado me cobre 50 centimos al mes (medio café) por los emails, a que me suba la electricidad un 10% (dos o tres cafés). ¿Valoraríais como positivo que se impusiese algo así a nivel mundial? ¿O hay algún inconveniente que yo no he visto?

Por otro lado mi propuesta para acabar con el spam, en la conversación que mencioné al principio, iba por otra vía. Que se crease como una especie de entidad de crédito virtual (algo similar a paypal, o el mismo paypal);de forma que cada email enviado costaba un céntimo al emisor que iba al saldo del destinatario, de tal manera que si los emails tienen respuesta, el coste es muy bajo, pero para las empresa de spam el coste sería inasumible, ya que nadie les respondería,lo que acabaría también con las cartas en cadena.

En El Blog Salmón | Millonaires24, un email de lujo,
Imagen | Fran Carreira

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos