Publicidad

El PIB sigue creciendo en España y no se ven signos de desaceleración

El PIB sigue creciendo en España y no se ven signos de desaceleración
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

El último trimestre del año pasado se dibujaron algunos nubarrones sobre el horizonte que hicieron temer lo peor. Las bolsas cayeron con fuerza y algunos pronosticaron que se avecinaba una crisis económica (nosotros también, o al menos lo recogimos). Sin embargo el INE ha presentado hoy los datos del crecimiento del primer trimestre de 2019 y los datos son buenos.

El crecimiento fue del 0,7%, dando una tasa interanual del 2,4%, en línea con lo que llevamos viendo durante 2018, de hecho un pelín superior. Y ya llevamos 22 trimestres consecutivos en positivo, lo cual es un buen síntoma.

La crisis que no viene

Pib Tr 19t1

Si el último trimestre de 2018 la tasa de crecimiento se situaba en el 2,3%, en este primer trimestre de 2019 estamos en el 2,4%, una décima más. Y lo que es mejor, la AIReF ha publicado que su estimador para el segundo trimestre del año es de nuevo de una leve aceleración, hasta el 0,8% trimestral.

Pib An 19t1

Por tanto estamos en una situación que parece buena. De hecho la contribución del exterior al PIB del primer trimestre ha vuelto a entrar en positivo después de unos cuantos trimestres en negativo.

Buenas perspectivas, pero hay que vigilar

Pib Ex 19t1

En definitiva, las perspectivas son buenas para España. Además internacionalmente las bolsas se han recuperado y parece que el viento sopla a favor. Pero no hay que olvidar que las crisis son periódicas y llevamos ya una racha bastante buena sin un tropezón. Es cierto que España pudo evitar la crisis de 2000-2001, pero luego vivió en sus carnes una gran recesión muy fuerte que además fue de doble caída y cuyos efectos todavía se sienten.

El ejemplo de Australia nos hace pensar que con buenas políticas se pueden evitar las recesiones, pero si la fórmula fuera tan fácil todos la habrían copiado. Hay que estar vigilante y evitar caer en la complacencia que nos hundió más de la cuenta con la crisis de 2007-2013.

España sigue teniendo sus problemas de siempre: empleo, financiación de las pensiones, coste de la vivienda... y a esto hay que sumarle factores externos que no podemos controlar, como el Brexit, la guerra comercial entre EEUU y China y el precio del petróleo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir