Compartir
Publicidad

Que no desaparezca el superávit

Que no desaparezca el superávit
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las últimas noticias sobre el superávit fiscal son deprimentes. En los últimos meses éste se ha reducido en un 80%, pasando de unas cifras cercanas a los 14.000 millones de euros a estar en el límite del equilibrio presupuestario, con 3.000 millones de euros sobrantes.

Tener superávit es positivo por dos motivos: primero, porque significa que el Estado no se gasta más de lo que recauda, con lo que no tiene que endeudarse para efectuar el gasto; pero también porque si sobra dinero, este se puede dedicar a reducir la deuda del Estado, y por cada 1.000 millones de euros que sobren, el próximo año el Estado tendrá disponibles alrededor de 40 millones de euros más para lo que sea sin necesidad de subir los impuestos (es lo que se ahorra en intereses).

Es por tanto buena idea salvar el superávit. Intentar que no desaparezca. Y es lo que parece querer hacer ahora el Gobierno. Pero es difícil, ya que la rebaja del impuesto de sociedades, combinado con la fuerte crisis en el sector de la construcción ha disminuido la recaudación fiscal.

De hecho ya se está hablando de un superávit conjunto de impuestos-seguridad social. Es decir, que si este año termina en déficit fiscal, ya saldrán diciendo que si le sumamos el superávit de las seguridad social (que sigue fuerte), en conjunto tenemos superávit. Esto sería correcto desde un punto de vista formal, de hecho mucha gente, entre ellos yo, percibe los pagos a la seguridad social como un impuesto (y por eso los impuestos no son progresivos). Pero en el fondo este argumento es falso, ya que el superávit de la seguridad social va destinado a un fondo de garantía por si un día no hay dinero suficiente para pagar las pensiones. Por tanto si entramos en déficit fiscal o el Estado se endeuda o dejamos de ahorrar para las pensiones del mañana.

Así que ahora toca ahorrar. Y entre otras cosas, el Ejecutivo ha propuesto reducir la oferta de empleo público para el año que viene. Y justo en estos momentos, en el que hay muchas oposiciones abiertas, me llegan algunos rumores de muchas plazas desiertas. No he encontrado nada en Internet sobre el tema, pero puede que la medida la quieran aplicar ya, no sólo para el año que viene. Deberían ser claros si es lo que pretenden hacer.

Otra medida es la congelación de los sueldos de los altos cargos. Y me parece bien, pero también debería ser combinada con una reducción de los mismos. Y además esperemos que estas congelaciones de salarios no sean justo después de subírselos, como han hecho algunos...

Vía | El País En El Blog Salmón | Adiós superávit, adiós

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos