Compartir
Publicidad

DTAs, ¿tiene España 30.000 millones de euros más de deuda pública?

DTAs, ¿tiene España 30.000 millones de euros más de deuda pública?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vemos ayer que nuestros compañeros de GurusBlog nos hablan de la posibilidad de que Europa tome una distinta interpretación del tratamiento de los DTAs (Deferred Tax Assets o créditos fiscales) que la banca ha acumulado durante los años de la crisis.

En principio, con los DTAs se pueden utilizar estas pérdidas acumuladas en el futuro para deducir de beneficios futuros y, así, pagar menos impuestos. Hasta ahí, no hay nada nuevo en la ley fiscal y no sólo los bancos pueden reducir sus beneficios futuros deduciendo pérdidas, pero empresas también.

Los DTAs se generan de las siguientes formas, como nos dice PricewaterhouseCoopers (PDF):

  • de las provisiones que los bancos se guardan para cubrir pérdidas en sus carteras
  • las aportaciones a los planes de pensiones de sus empleados
  • las aportaciones para financiar planes de jubilaciones anticipadas
  • la acumulación de pérdidas que los bancos han generado por problemas de impactos, de deducciones, de ventas con pérdidas, etc. Esta última ha subido mucho durante estos años de crisis financiera.

Toda DTA tiene el impacto de reducir la base de recaudación futura del Estado, ya que reducen la cantidad de impuestos futuros recibidos por el Estado. La inseguridad viene porque se require beneficios futuros para deducir.

Estos DTAs acumulados se podrán utilizar para reducir sus beneficios futuros y, así, reducir los impuestos que deben pagar sobre sus beneficios futuros. Como sólo se puede beneficiar del impacto positivo fiscal si genera beneficios en el futuro, estos 'activos' son condicionales a la generación beneficios futuros.

Esta condicionalidad es la razón principal de por qué el Banco de Pagos Internacionales (Bank for International Settlements, BIS) anunció que no aceptaría estos 'activos' como parte del cálculo del capital base que los bancos necesitan. Como los bancos europeos están en estos momentos buscando capital donde sea, no poder utilizar estos 'activos' como parte de su capital base causaría una necesidad desesperada de buscar fuentes alterntivas de capital.

Por eso el gobierno español decidió que quería resolver la situación de sus bancos de otra forma. Cuando sus bancos llaman, el gobierno responde, aunque es verdad que Italia y Brazil también han respondido a los gritos de sus bancos.

El cambio español también se extiende a todas las entidades que tienen DTAs acumulados, que será muchas empresas que han generado pérdidas y reservas durante estos años de crisis. Es decir, que no ha sido una ayuda sólo a los bancos, aunque estos son los que más están gritando con el palo de Basilea III sobre su capital.

Los bancos y las empresas podrán utilizar estos DTAs para reducir sus impuestos futuros pero, además, hay dos situaciones en el cual el Estado cubriría estos DTAs directamente:

  • Si la entidad se declara insolvente, sus DTAs serán cubiertos por el gobierno, en beneficio de los acreedores de la entidad insolvente.
  • Los DTAs que no se han utilizado para reducir impuestos sobre beneficios futuros, después de 18 años también serán cubiertos por el gobierno.

Estos dos elementos se pueden considerar garantías y, como toda garantía, se debe considerar como aumento de la deuda total del país.

La empresa de rating, Fitch, ha anunciando que no cambiaría el rating de España como resultado de estos cambios, ya que los consideraba cosméticos no sustanciales. No obstante, dicen esto porque ellos ya tomaban en cuenta estas decisiones en sus ratings y, como consecuencia, no hay cambio en su análisis.

Eso no quiere decir que no es aumento de la deuda total del país y si las autoridades europeas deciden que la deuda española es mayor, como resultado de haber garantizado estas DTAs, no irían por camino equivocado.

O una de dos, o los DTAs son inciertos y no cuentan en los ratios de Basilea III o son ciertos y cuentan, pero a costa del balance del Estado.

Vía | GurusBlog En El Blog Salmón | Las perspectivas de regulación y supervisión de los mercados financieros, Jaime Caruana nos detalla sus Principios de un nuevo sistema regulatorio, El FMI nos dice cómo eliminar el problema del 'too big to fail' y Una reguladora dice que deberíamos dejar caer a bancos en dificultades Imagen | Soroll

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio