Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Es hipocresía lo del Banco de Inglaterra?

¿Es hipocresía lo del Banco de Inglaterra?
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Alguno de sus colegas en Europa piensan que si, después de haberles criticado por sus inyecciones indiscriminadas a los mercados financieros.

Durante el reciente periodo de turbulencia en los mercados financieros, el Banco de Inglaterra (BDI) ha sido el único de los bancos centrales importantes que se ha quedado al margen de las intervenciones de liquidez, iniciadas por el Banco Central Europeo (BCE) y seguido rápidamente por la Reserva Federal estadounidense.

Desde el primer momento, el BDI ha advertido del peligro de salvar a las entidades financieras, bancos y no bancos, de las consecuencias de sus decisiones.

En el caso de las ayudas del BDI al banco inglés, Northern Rock, que tiene colas de clientes intentando sacar su dinero y que tanto ha sorprendido a algunos bancos centrales europeos, los reguladores británicos han concluido que el problema no es de solvencia pero de liquidez y para eso también está el BDI, para cubrir urgencias de liquidez, y cobrarlo caro cuando un banco se ve forzado a utilizar estos servicios.

Es importante que los bancos centrales no rescaten a entidades financieras, sólo porque tienen dificultados.

Si las entidades financieras piensan que los bancos centrales estarán ahí para ayudarles siempre que las cosas les van mal, será fácil su negocio. ¡Apuesto grande siempre! Cuando las cosas van bien gano mucho dinero y mis sueldos serán millonarios y, cuando van mal, ahí está mi banco central para cubrirme las espaldas.

Esto en inglés se llama moral hazard y es peligroso fomentar esto en los mercados financieros.

Los gestores de las entidades financieras tienen dos obligaciones principales. Una es maximizar su retorno de inversión para sus accionistas, como cualquier negocio privado. Segundo, deben hacerlo mientras mantienen la confianza de los mercados y de sus clientes. Esta confianza asegura que, cuando salen los rumores de posibles dificultades, las fuentes de financiación del mercado no se suspenden y los clientes no hacen cola para sacar su dinero.

Hace unas semanas salieron rumores poco fundadas de que el banco inglés, Barclays, tenía problemas de liquidez y no pasó nada. Lo superaron sin problemas.

Los gestores de Northern Rock, muy bien pagados recientemente, no lo han hecho tan bien y, cuando termine este proceso, deben ser cesados, por fallar en este aspecto fundamental para el futuro de todo banco.

Y los otros bancos centrales europeos que están sorprendidos por la actuación del BDI, no deben estarlo. Hay una diferencia muy importante entre ahogar el mercado en general con liquidez sin coste, que es lo que hicieron ellos, y lo que hizo el BDI, suministrar liquidez cara a una entidad concreta que han analizado y estimado que sufre un problema de liquidez no solvencia. ¡Bastante distinto!

El BDI no ha perdido la corona como el nuevo Bundesbank todavía.

Vía | Financial Times (en ingles y €) En El Blog Salmón | El Banco de Inglaterra critica las inyecciones de liquidez, Los padrinos de los especuladores y ¿Qué querían los bancos centrales?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos