Publicidad

El euro y su espectacular subida ¿qué está pasando?

El euro y su espectacular subida ¿qué está pasando?
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

En lo que va de año el euro se ha anotado una subida del 5% frente al dólar. Una subida en medio de la fuerte contracción de la Eurozona pero que ha llevado al euro hasta experimentar un máximo en los 1,19 dólares.

Tras años de pesimismo, los alcistas han vuelto al euro que celebra la rápida subida de la moneda única a sus máximos de dos años frente al dólar. Dicho esto, la euforia se está atenuando ahora por la cautela sobre los efectos secundarios que podría acarrear la rápida subida.

A pesar de que el tipo de cambio no forma parte de un objetivo oficial de la política monetaria, esta fortaleza genera un temor a que el Banco Central Europeo se vea obligado a contener el euro, al considerarlo como una subida demasiado rápida. Además de perjudicar las exportaciones, el BCE no querrá ver a una moneda fuerte complicando su batalla contra la deflación.

Recordemos que cuando el euro se revalorizó un 5% frente al dólar en unas pocas semanas, a principios de 2018, Mario Draghi, entonces presidente del BCE, calificó el tipo de cambio de "fuente de incertidumbre".

Por otra parte, los inversores han vuelto a respaldar a las acciones europeas en los últimos meses, pero el tipo de cambio del euro también puede afectar a los beneficios de las empresas, ya que más de la mitad de las empresas de la Eurozona generan ingresos fuera del bloque.

Pero, para entender las causas de la fortaleza del euro sobre el dólar hay que analizar ambas divisas.

En primer lugar, si analizamos su tasa de cambio real -contra una cesta de monedas de socios comerciales, un indicador observado por los analistas de forex- se ha disparado a máximos de seis años. El euro gana frente al resto de divisas.

Screenshot 20200811 043945 Eikon

Específicamente el euro se ha disparado un 11% frente al dólar desde mayo, beneficiándose del decisivo plan de estímulo conjunto de Europa para combatir el coronavirus y de la debilidad de la moneda estadounidense.

Y es que para contribuir a la reparación de los daños económicos y sociales provocados por la pandemia de coronavirus, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, propusieron una respuesta fiscal europea de 500.000 millones de euros, además de lo que los países planeaban hacer a nivel nacional. La Comisión Europea aumentó este importe a 750.000 millones de euros y, tras 90 horas de negociaciones, los Jefes de Estado y de Gobierno europeos lo acordaron el 21 de julio de 2020. Consiste en 390.000 millones de euros en subvenciones y 360 000 millones en préstamos. Y todo ello financiado con deuda emitida, por primera vez, por la Comisión Europea.

Esta vez se trata de un dinero que aunque habrá ciertas condiciones, esas reformas no vendrán supervisadas por la "troika". Por lo tanto, se puede interpretar como abrir la puerta a la integración fiscal y a una mayor solidaridad, poniendo a los "Hombres de Negro" de Bruselas en los libros de historia y fuera del futuro. Se está apostando por más Europa con esta crisis.

Además, en favor del euro hay que citar que ha tenido, en términos generales, una respuesta más exitosa a la pandemia en comparación con los Estados Unidos, que se enfrenta a las elecciones presidenciales en noviembre.

A diferencia de Europa, tenemos un estancamiento en el Congreso de Estados Unidos y la Administración Trump para la consolidación de un paquete de estímulo adicional para la pandemia, que refuerza las expectativas de bajo crecimiento y bajas tipos de interés por más tiempo.

Además, tenemos las tensiones Estados Unidos-China. Estados Unidos impuso el viernes sanciones a Luo Huining, el jefe de la Oficina de Enlace de China, así como a Carrie Lam, líder de Hong Kong, y a otros funcionarios actuales y anteriores a los que Washington acusa de restringir las libertades políticas en el centro financiero mundial. Las sanciones congelan cualquier activo estadounidense de los funcionarios, les prohíben hacer negocios en el país y, en general, impiden a los estadounidenses hacer negocios con ellos.

Trump Vs China

China ha respondido, imponiendo sanciones a 11 ciudadanos estadounidenses, incluyendo a los legisladores republicanos y el último movimiento en la tensa relación lo ha dado el Secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo que las empresas de China y otros países que no cumplan con las normas de contabilidad serán retiradas de la lista de las bolsas de valores de a finales de 2021.

Si tenemos un recrudecimienro de las tensiones entre Estados Unidos y China podría llevar a una venta mayor de dólares, devaluando el par euro/dólar pero el impacto negativo no se limitará al estancamiento del comercio entre ambos países, podría perjudicar a la economía global.

La perspectiva negativa del dólar ha sido bastante clara en las últimas semanas. Los especuladores han ido incrementando sus posiciones bajistas netas en dólares. El valor de la posición corta neta en dólares aumentó a 28.940 millones de dólares en la semana que terminó el 4 de agosto, en comparación con la posición corta neta de 24.270 millones de dólares de la semana anterior.

Screenshot 20200811 040329 Eikon
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios