Compartir
Publicidad

Los primeros pasos para la deslocalización empresarial intraeuropea

Los primeros pasos para la deslocalización empresarial intraeuropea
Guardar
19 Comentarios
Publicidad

 

Con el objetivo de crear un Mecanismo de Estabilidad Europea (ESM), los máximos representantes políticos de los 27 países que forman la Unión Europea (UE), tienen prevista la inserción de dos aspectos adicionales en el Tratado de la Unión Europea (TUE), para que este mecanismo pueda entrar en vigor a partir del año 2013, ofreciendo garantías ‘reales’.

Con esta modificación parcial, la UE dará pie a que en caso de que un estado miembro necesite una reestructuración de su deuda, los inversores privados, así como las empresas del país en cuestión, puedan participar en la renegociación de su deuda, de tal modo que se dará una participación público-privada llegado el caso.

Esta medida lo que conseguirá es que las empresas privadas primarán a aquellos estados cuya política fiscal y disciplina presupuestaria les mantengan lejos de una crisis de deuda soberana, siendo mucho más atractivos en este sentido, de tal modo que cuando se planteen fijar su residencia fiscal en un país u otro, lo harán contemplando también las garantías que les ofrezca este, e incluso ‘trasladarse’ de economías con un desenlace de la crisis más incierto como Portugal, para irse a otras economías más solventes.

Este mecanimo, a largo plazo, lo que conseguirá es que el mercado y las empresas discriminen entre países solventes y aquellos más débiles, de tal modo que se focalizarán las inversiones en los países más solventes, aumentando las diferencias económicas entre los países de la UE. ¿Es lo justo, o es una imposición de los países más fuertes de la unión, hecha a su total conveniencia?

Vía | Reuters
En El Blog Salmón | El efecto dominó llega al núcleo duro de la Unión Europea
Imagen | ricote

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos