Compartir
Publicidad

Los tests de estrés, algunas suposiciones son muy suaves

Los tests de estrés, algunas suposiciones son muy suaves
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días hemos visto los resultados de los tests de estrés, donde se evaluaron un gran número de bancos europeos para establecer su nivel de solidez y para analizar la situación de cada institución financiera en lo que llamaron el peor de los casos.

Hemos visto los resultados y mucha prensa comentando estos resultados, incluyendo en estas páginas, donde mi compañero de página, Remo, nos dió los resultados y su análisis detallado incluso antes de que finalizara la rueda de prensa del gobernador del Banco de España anunciando y comentando los mismos resultados.

Fundamental con estos tests de estrés es que sean creíbles y, con esa credibilidad, se evitará que los mercados se espanten con las noticias y las especulaciones que siempre salen.

El hecho de que se estaban haciendo en varios países europeos da algo de confianza, aunque esta confianza se mina con criterios no completamente uniformes, aplicados por distintos grupos en los distintos países y esto suponiendo que todos han dicho la verdad, como cuestiona mi compañero, Marco Antonio. Además, no hemos visto auditorías externas e independiente que le introduce suficiente inseguridad para que los escépticos salgan con sus cuestiones. Suficiente y normal, ya que hay cuestiones válidas.

Por otra parte, uno puede cuestionar el número distinto de entidades evaluadas en cada país. España es el país que más entidades se evaluaron y, además, incluyeron muchas cajas de ahorros en el proceso que, como la situación de muchas estaba siendo cuestionada, nos permitirán algo más de información y de confianza sobre su situación.

El segundo país en número de entidades evaluadas fué Alemania con menos de la mitad en su lista, comparado con la lista española. La mayoría de los países tienen cuatro o menos entidades en sus listas, es decir, que dejaron a una parte de sus sistemas financieros fuera del proceso de tests de estrés. Otra razón para cuestionar el proceso, por lo menos en algunos países.

Muchos han celebrado tantas aprobaciones de estos tests de estrés aunque, incluso habiendo aprobado, algunos lo hicieron por los pelos y, por lo tanto, necesitan más investigación.

Una de las partes importantes de este proceso es que en el análisis se evaluó cómo estaría la situación de cada entidad en el contexto del peor de los casos económicos. Suena bien pero algunos de los criterios utilizados son poco exigentes.

Por ejemplo, hay dos elementos que evaluaron en el análisis del peor de los casos, que son el movimiento de los precios de los activos inmobiliarios y el desarrollo del nivel de desempleo. Estos dos elementos tienen un impacto muy importante en la calidad de las carteras de los bancos. En el caso de una reducción importante en los precios de los activos inmobiliarios, esto devaluaría el valor de muchos de los activos en sus carteras. El desempleo es el factor principal que impacta el nivel de impagos de las hipotecas que las entidades tienen en cartera y, por lo tanto, la calidad de las carteras está muy vinculado a esta estadística.

En los dos de estos casos, los deterioros que evaluaron en el peor de los casos fueron bastante suaves, más o menos como si ya estuviéramos en el peor de los casos y que las cosas no empeorarían apenas. Puede que sea el caso que ya hemos llegado al punto más bajo pero, cuando estás haciendo estudios de sensibilidad, se debería considerar el peor caso con algo de movimiento hacia la baja sobre donde estamos. Para eso están los estudios de sensibilidad.

En España, los tests suponen que los valores de los activos inmobiliarios se mantienen o suben, incluso en el peor de los casos, nunca suponen que bajan más de lo que ya se ha visto. Adicionalmente, se supone que los niveles de desempleo no suben más, por lo menos de forma importante, incluso en el caso de una recaída en recesión. En el caso de España se estima que el desempleo subiría al 20,3%, frente al aproximadamente 20% hoy.

Los análisis también ignoraron las potenciales suspensiones de pagos de países que, aunque no son probables, si estás evaluando el peor caso, también se debería haber considerado este tema.

Por otra parte, ya he hablado en estas páginas de las nuevos normas del Banco de Pagos Internacionales (BIS) que se espera que pronto se introducirán entre los miembros del BIS. Estas nuevas normas exigirán aún más esfuerzo de los bancos.

La publicación de estos resultados son el comienzo del proceso no su final. Queda trabajo en el sector financiero europeo.

Vía | Wall Street Journal (en inglés) En El Blog Salmón | Seis bancos alemanes ocultaron información en los "Test de Estrés", Tests del estrés ponen de manifiesto el agujero de 16.000 millones de euros en las cajas de ahorros españolas, Santander, BBVA y La Caixa grandes beneficiados en los tests del estrés y Aunque algunas Cajas no superan la prueba, hoy comienza el verano Imagen | Foxspain

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos