Compartir
Publicidad
Publicidad

Se confirma que prestaremos 3.247 millones a Portugal

Se confirma que prestaremos 3.247 millones a Portugal
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

 

Tras el SOS de la economía portuguesa, se acaban de hacer públicos los términos en los que se instrumentalizará la ayuda financiera al país luso. A este paquete que se ha cifrado en 78.000 millones de euros, se ha determinado que España contribuirá con la friolera de 3.247 millones, una participación acorde a nuestro peso dentro del Banco Central Europeo (BCE).

Con este despliegue de músculo financiero por parte de la Eurozona, Portugal se convierte de manera 'formal' en el tercer país de la zona euro que es rescatado en esta crisis financiera, hipotecándose por tanto en una empresa muy ajustada en pro de la consecución de unas finanzas públicas saneadas, y un funcionamiento más eficiente del Estado luso.

Analizando los compromisos a los que se han sometido nuestros vecinos ibéricos, al margen de la obligación de devolver el capital principal y los correspondientes intereses a sus acreedores (FMI y BCE), estos son:

  • Situar el déficit fiscal por debajo del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) portugués
  • Congelación salarial de los empleados públicos hasta el año 2.013
  • Reducción de las pensiones públicas y de las prestaciones por desempleo
  • Recortes sociales (sanidad y educación especialmente) y en obras públicas (grandes proyectos de infraestructuras)
  • Disminución del tamaño de su burocracia, reduciendo los niveles administrativos mediante la supresión de algunos ayuntamientos, y la fusión de otros
  • Privatización de empresas públicas

Como pueden apreciar el no aprovechamiento de las ayudas prestadas puede suponer un tremendo coste de oportunidad para este país, con unas gravísimas consecuencias, no solamente en términos de credibilidad, sino porque los esfuerzos y la perseverancia de las economías más fuertes de la unión pueden echarse por tierra.

Finalmente, este plan de ajuste deja entrever algunos de los fallos más plausibles de la economía portuguesa como son el sobredimensionado tamaño de la organización del Estado y la ineficiencia de las empresas públicas, enfermedades que también padece nuestro país. ¿Será necesario que España pida el rescate para ponerlos de manifiesto públicamente o para que la propia Unión Europea tome consciencia de que existen?

Vía | Expansión En El Blog Salmón | ¿Por qué escondemos nuestra exposición a Portugal? Imagen | palm_z

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos