Compartir
Publicidad

¿El mundo entero va en contra tuya?

Guardar
24 Comentarios
Publicidad


Tenemos una “fauna laboral” que no tiene desperdicio, ojo que incluyo en el lote a empleados, mandos intermedios y jefes y que cada cual considere si encaja o no encaja dentro de algunos de los perfiles enumerados.

IC, ya agrupó todos los habitantes del zoológico de la empresa, bajo el epígrafe de “Moqueteros”, lo bordó con el grupo y con la recopilación de personalidades que llevamos tratados, pero nos faltan muchos perfiles laborales que se marcaron en comentarios. Vamos a tocar ahora el perfil de la víctima laboral, aquella que el mundo está en su contra y que se encuentra en una continua espiral de caida.

El victima, por definición, es aquella persona que siempre sufre daños personalizables, ya sean por causas fortuitas, ya sean por causas ajenas. Bajo esta definición, ya podemos extraer la primera conclusión, la víctima laboral nunca será la responsable de sus propios errores, de sus desgracias o de su mala suerte, siempre el resto del mundo.

A nivel de empresarios, pymes y demás, se ha dado un victimismo generalizado en todos los negocios y está en boca de todos los jefes: mi empresa va mal porque el banco no me da crédito, o mi empresa va mal porque el resto no me compra. Estoy esperando encontrar una sola empresa que reconozca al menos un solo error dentro de su propia gestión. No, no busquéis, que no la vais a encontrar.

Pero a nivel de trabajadores, este victimismo es latente dentro de muchos epleados. Siempre me tocan a mí todos los marrones, me han despedido porque el resto son unos pelotas o no me suben el sueldo porque el resto son los enchufados del departamento.

Podíamos dedicar un blog entero a todos los victimismos laborales por parte de los empleados, en donde siempre, la culpa es del resto del mundo y esas personas se encuentran sumidas de forma perenne en las mayores de las desgracias porque su karma es así.

Creo que todas las personas carecemos de un nivel mínimo de autocrítica personal razonable y no, no basta con interiorizar esta crítica, sino con reconocerla públicamente cuando seamos conscientes de nuestros errores. Pero claro, también nos podemos encontrar con tal grado de ombliguismo, que seamos incapaces de aceptar hasta nuestros propios errores.

Tenemos que tener en cuenta que sólo se aprende de los errores y que los mayores avances surgen ahí, no en las culpas al resto del mundo. Así es como avanza una sociedad, tanto en el terreno económico como en el personal.

Más Información | Victimismo
Vídeo | Youtube
En El Blog Salmón | Moqueteros,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio