Compartir
Publicidad
Publicidad

Empleos británicos para trabajadores británicos

Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Año 2007. Gordon Brown, lider de la izquierda británica, sufre ese mal llamado calentón de boca y se marca un discurso que seguramente pasará a la Historia. Quizás a su pesar. La frase que quedará para la posteridad es el British Jobs for British workers, o empleos británicos para trabajadores británicos. Suena lepeniano, aunque si atendemos al origen de la expresión, a aquel discurso que dio antes de su toma de posesión se torna un poco más dulce:

Es el momento para llevar a los trabajadores británicos hacia aquellos empleos británicos que van a estar disponibles en apenas escasos años y para asegurarnos que la gente que esta inactiva y desempleada sea capaz de conseguir esos nuevos puestos en nuestro país.

Año 2008. El BNP (sin bromas bancarias, please), o British Natonal Party (exactamente lo que estáis pensando) se apropia del slogan, se amalgama con sindicatos que financian el laborismo y desatan una campaña de tintes xenófobos en las refinerías bajo ese mismo lema: puestos de trabajo británicos para los trabajadores británicos. Su objetivo: frenar la contratación en origen de trabajadores europeos por parte de las refinerías, mano de obra más barata que la local. Dichas protestas me causan desasosiego, y nos recuerdan que hay determinadas mezclas políticas un tanto explosivas, al conducir a la negación del individuo al cuadrado.

Para empezar, ya ya puestos a patrimonializar un puesto de trabajo, apliquemos la misma lógica:

  • Que los productos británicos no salgan de territorio británico.
  • <li>Que las materias primas extranjeras no lleguen a territorio británico.</li>
    

  • Que la City londinense devuelva todo el dinero que gestiona a sus países de orígen.

Vaya sarta de…(si digo lo que pienso, me echan de El Blog Salmón). Parece mentira que algunos no se hayan dado cuenta de que vivimos en un mundo globalizado, que nuestro progreso se basa en ello, y que ponerle puertas al campo es inviable. Si en su día las Union Trade no pudieron con la Revolución Industrial menos van a poder con este fenómeno.

Y después de haber descendido a estos niveles de pensamiento, saquemos algo provechoso. Y ya que hemos hablado de empleos británicos, vayamos un poco más allá. ¿Qué es un producto británico? Podemos pensar que es un producto fabricado en el Reino Unido con materia prima del mismo orígen. O al menos parcialmente. O quizás solo montado-ensamblado. Puede que baste con que este diseñado. O que este ¿pensado? Seguramente a Gordon Brown le bastase con que pagase impuestos en el Reino Unido

No les voy a provocar más. Un ejemplo de producto británico es Kate Moss, no vaya a ser que no la sigan compartiendo con nosotros.

Vías|El Mundo
Más información|Albert Esplugues, kaos en la red

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos