Los EREs voluntarios tienen un problema: se suelen ir los mejores que tienen otro trabajo esperándoles

Los EREs voluntarios tienen un problema: se suelen ir los mejores que tienen otro trabajo esperándoles
4 comentarios

Cuando una empresa propone acogerse a sus empleados a un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) debe ver qué tipo de empleados se acogen y los que se quedan son los mejores para la empresa.

Un ERE es una forma de despido que se apuntan los que están cerca de jubilarse o los mejores empleados que pueden encontrar un trabajo rápido. Aquellos que no se van a acoger son los empleados que se aferran a su silla y suelen no ser la mejor opción para la empresa.

El ERE voluntario de Telefónica

Telefónica ha puesta encima de la mesa hacer un recorte del 20%de sus empleados en España, es decir, alrededor de 6.500 empleados, siendo la primera empresa de recortes en coste de empleados.

Telefónica llegó a un acuerdo con el Gobierno, UGT, CCOO y STC-UTS para asumir el coste total del proceso de ERE, incluyendo el paro y el pago de la Seguridad Social de las cotizaciones de los empleados. El coste de toda esta operación de Telefónica es de 2,7 mil millones de euros, es decir, alrededor de 415 mil euros por empleado.

Las bases del convenio ha sido un programa individual de bajas con indemnizaciones de 45 días por año trabajo con un máximo de 3,5 años más la antigüedad, la desvinculación incentivada de empleados entre 53 y 60 años y un programa de prejubilación de mayores de 61 años.

El ERE voluntario de BBVA

El coste de los EREs voluntarios del BBVA es de 960 millones de euros, de los cuales 720 millones son de salida de empleados y el resto por el cierre de oficinas. Los empleados que se desvinculan del BBVA son 2.935 eempleados con un coste medio de 245 mil euros de media.

Las bases del convenio del BBVA para los EREs han sido que para los empleados que al menos tengan una antigüedad de 10 años y que tengan hasta 63 años tengan una indemnización de 20 días por año trabajado con un máximo de 1 año, para los empleados de entre 53 y 54 se ha acordado una renta temporal del 65% de su sueldo hasta los 63 años.

Para aquellos empleados que tengan entre 50 y 52 años tienen una indemnización de 6 veces el 65% de su sueldo con un máximo de 320 mil euros, y una renta temporal de 15,5 mil euros al año hasta llegar a los 63 años.

Para aquellas personas menores de 50 años al final del 2021 y tienen menos de 10 años en la entidad bancaria tienen una indemnización de 40 días por año trabajado, además una prima por voluntariedad de 2 mil euros por trienio, primas de entre 5 y 30 mil euros según su antigüedad, una prima de 15 mil euros por difícil recolocación y para aquellos que son mayores de 55 años van a tener hasta los 63 años un aumento del 3% anual.

El ERE voluntario de CaixaBank

CaixaBank ha decidido recortar su plantilla y en 6.452 empleados de la empresa, después de una dura negociación con los sindicatos que consiguió reducir esta cantidad de manera drástica.

Las bases del convenio de CaixaBank para la extinción del contrato a través de los EREs voluntarios son las siguientes:

Condiciones De Extincion Caixabank

Realizado por ‘Raúl Jaime Maestre’ para ‘El Blog Salmón’ Fuente: UGTCaixaBank

¿Quiénes están más predispuestos a dejarse tentar por un ERE voluntario?

Las empresas se acogen a los EREs voluntarios cuando pueden hacerlo de otra manera. Acuden a esto cuando saben de sobra que no hay una causa justificada para llevarlo ante las autoridades laborales en España.

Claramente, las empresas hacen los EREs para modificar la estructura de su plantilla y quieren reducir costes de manera significativa, y sus empleados se apuntan por miedo o se quedan en su puesto de trabajo por miedo también.

Los que se acogen a los EREs voluntarios es porque que creen que la alternativa que se plantea es peor, o porque piensan que la empresa puede entrar en concurso de acreedores, y entonces se van a quedar sin acogerse al paro y tampoco cobran su finiquito por parte de la empresa.

Los empleados que están más predispuesto a acogerse al ERE voluntario son aquellas personas que están cerca a la jubilación, ya que se encuentra cerca de la finalización de su carrera laboral y lo que quieren estar lo más tranquilos posible durante estos últimos años.

Otro tipo de empleados que se acogen a los EREs voluntarios son aquellos que tienen la perspectiva de encontrar rápido un empleo, o también tienen planes de capitalizar su paro y montar su propio negocio. Pero en las condiciones de mercado que nos encontramos pasa cada vez menos o con perfiles de directivos, que saben que se van a colocar un corto plazo.

El ERE voluntario no es la mejor decisión para seleccionar a los empleados

Los empleados que no se acogen a los EREs voluntarios son aquellos que tienen menos experiencia que los empleados que están cercanos a su jubilación o son mayores de 50 años y aquellos que tienen miedo de no encontrar trabajo de forma rápida o, por otra parte, aquellos que se han acomodado en su silla y sus funciones.

Se puede deducir que la empresa se va a quedar con aquellos empleados que a lo mejor no son lo más idóneos para realizar las funciones que dejan el hueco los otros tipos de empleados que se han ido por el ERE voluntario. Todo esto viene a decir que al final las empresas están realizando una selección negativa entre sus empleados.

Imagen | Pixabay

Temas
Inicio