Compartir
Publicidad

Es culpa de la empresa o de los empleados

Es culpa de la empresa o de los empleados
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Acabamos de ver la renuncia del Presidente y del Vicepresidente de la empresa italiana de seguros, Unipol, que están siendo investigados por los jueces italianos. Estas investigaciones son como resultado de su intento de compra del banco italiano, Banco Nazionale del Lavoro (BNL), que el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) también intentó comprar pero que finalmente se retiró de la operación, con la espera de recibir unas fuertes plusvalías al cierre de la compra de BNL por Unipol.

Los jueces italianos investigan la utilización inapropiada de fondos para comprar acciones del BNL y acuerdos ocultos con el Deutsche Bank también relacionado con la compra de acciones del BNL que, aunque lo niegan los del Unipol, el banco alemán ya ha sido multado. Estas investigaciones están relacionadas con la que los jueces llevan a cabo sobre el reciente retirado Presidente del Banco de Italia, Antonio Fazio, por haber obstaculizado el intento de compra de bancos italianos por bancos extranjeros. Fazio se fue por las presiones recibidas como consecuencia de sus tratos de favor a entidades locales y por haber pasado información confidencial a sus amiguetes y en contra de los inversores extranjeros, BBVA y ABN/Amro, en sus intentos de compra del BNL y Banco Antonveneto, respectivamente. Este último al final se consiguió hacer.

Los accionistas de Unipol han decidido que es mejor para ellos y para su entidad, desprenderse de los servicios de sus dos más altos ejecutivos, (Giovanni Consorte, Presidente, e Ivano Sachetti, Vicepresidente) supuestamente, para seguir adelante como si nada hubiera pasado.

Surge la pregunta de quién debe tomar la responsabilidad y quién debe pagar cuando altos ejecutivos de una empresa actúan ilegalmente o cuando la empresa sigue prácticas ilegales, establecidas y seguidas por los ejecutivos. ¿Tiene alguna responsabilidad la empresa y, por lo tanto, deben sufrir los accionistas, o es cosa de personas y de los ejecutivos?

El ejemplo de Arthur Andersen nos dice que los dos deben tomar sus responsabilidades, los ejecutivos penales y la empresa con multas.

En el caso de Unipol, por ejemplo, ¿es la empresa una entidad jurídica que tiene que sufrir o es cosa solo de los ejecutivos? Y si es el primero también, debería poder seguir su camino como antes o deberían suspender su derecho a comprar BNL?

Es una situación que seguro que BBVA estará siguiendo con interés, ya que les afecta tanto.

Vía | El Mundo En El Blog Salmón | Tres palos para los accionistas de Unipol, Antonio Fazio, dos victorias en dos días y La sentencia contra Andersen, revocada tres años después

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos