Compartir
Publicidad

Sigue la hipocresía sobre la igualdad de las mujeres en el trabajo

Sigue la hipocresía sobre la igualdad de las mujeres en el trabajo
Guardar
39 Comentarios
Publicidad

Una encuesta de la consultora McKinsey, nos da la conclusión de que el 72% piensa que hay una relación directa entre los resultados económicos de la empresa y la presencia de las mujeres en todos los niveles de la empresa.

No obstante, e ignorando lo que dicen, el avance ha sido casi nulo ya que lo que sale de la encuesta es que aumentar la diversidad no es una prioridad de los altos directivos. Seguimos en 28% el número de empresas que lo tienen entre sus estrategias importantes y, con el estallido de la crisis, la gran mayoría admite que no ha habido apenas cambio en su actitud. Además, menos del 20% de los ejecutivos en los más alto niveles mantienen estos temas bajo su control, una vez más demostrando por sus acciones, no por sus palabras, la prioridad real que le dan a estos temas tan importantes.

Hablando del futuro, recibimos más palabras bonitas y compromisos ‘firmes’ de lo que van a hacer en el futuro. Las tres conclusiones principales que nos dio la encuesta son los siguientes:

  • La mayoría de los encuestados piensan que la mayor diversidad mejora el rendimiento financiero de la empresa. Sin embargo no cumplen.
  • Las acciones de los altos ejecutivos sobre la consecución de más igualdad y la prioridad que estos dan al tema impacta directamente y positivamente sobre la consecución de los objetivos de más igualdad. Sin embargo no cumplen.
  • Los ejecutivos saben que hay pasos que pueden tomar y que pueden aprender de otras empresas que lo hacen mejor. Sin embargo no cumplen.
  • Los directivos saben que el enfoque directo en el fomento de las habilidades y en la formación de las mujeres impacta directamente y positivamente sobre la consecución de los objetivas de más igualdad. Sin embargo no cumplen.

Como vemos los altos directivos internacionales practican la hipocresía. Dicen que la presencia de las mujeres impacta positivamente en la productividad de la empresa y en su rendimiento económico y, si esto fuera verdad, las conclusiones serían que contratarían y cuidarían más mujeres, a todos los niveles. La realidad nos dice otra cosa. Bonitas palabras, eso si, pero sus actuaciones siguen más de lo mismo, contratan poco y mal.

Vía | McKinsey Quarterly (en inglés)
En El Blog Salmón | Los inversores también discriminan contra las mujeres y El estilo de liderazgo del futuro es el de las mujeres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos