Compartir
Publicidad
Publicidad

Vamos a contar mentiras

Vamos a contar mentiras
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que vamos despacio, ahora que vamos despacio, vamos a contar mentiras tralará, vamos a contar mentiras, tralará, vamos a contar mentiras. Gran canción. Y es la que sonaba en mi cabeza cuando leía el artículo de Expansión, que titulaba: Los currículos exagerados se convierten en motivo de despido para el trabajador. Todo dramatismo, oiga.

Claro que, para empezar, y después de leerme el artículo, el que empieza mintiendo es el propio periódico (si, ese tan serio en el que escribe Hodar, el ser superior). El TSJM no dice que exagerar sea causa de despido. Lo que dice es que mentir en los datos del currículum lo es. Se que la diferencia puede ser en ocasiones nebulosa, pero apurando apurando, creo que podemos captar que no es lo mismo. No es lo mismo decir que tienes un título universitario X y objetivamente se demuestra que no es así (ese es el caso del despedido del artículo), a decir que eres un monstruo de las relaciones humanas y ser realmente un pariente cercano de un boletus edulis. Al menos para mi esta claro.

Lo que no esta claro, nada claro, son otros aspectos de la noticia:

    <li>Del texto de la noticia desconozco <strong>si medió consultora de selección o no</strong>. De hacerlo no hubiese estado mal que Expansión hubiese publicado su nombre. Más que nada porque, ya puestos a contar mentiras, ni es consultora ni selecciona. </li>
    
    
    <li>Claro que quizás Expansión, aun conociendo este dato, probablemente no lo haría publico. No vaya a ser que pierda un cliente de su suplemento de Empleo y Formación. Y llegado ese punto, y dada la cruzada por la sinceridad que parece animar a los de Expansión yo les haría una pregunta: <strong>¿Qué opinan de esos anuncios de empleo que rezuman sinceridad?</strong> Me refiero a los de<em> Empresa líder</em> (fantástico país este poblado de empresas excelentes), <em>no se rechazarán candidaturas por motivos económicos</em> (salvo que no podamos pagarle, claro), <em>fantástico ambiente de trabajo, carrera profesional</em>, etc...Son, según he expuesto, exageraciones, no mentiras, en la mayoría de los casos, pero <strong>cabría estudiar quien exagera más, si los candidatos o las empresas</strong>. Y llegado este punto, cuales son las medidas jurídicas que podría tomar un candidato.</li></ul>
    

    Vía | Expansión

    En El Blog Salmón | Más allá del currículum, Los falsos anuncios de empleo

    Foto | jwfarmer10

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos