Compartir
Publicidad

Y si el jefe se va...

Y si el jefe se va...
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días de atrás he estado leyendo Diario de un Director de Sistemas. Me ha gustado comprobar que, aun estando muy muy lejos de los Departamentos y Sectores por los que me he movido, los problemas, la casuística, son similares en cualquier empresa, en cualquier área. Especialmente me ha interesado uno de los posts, el que dedicaba a la marcha de la empresa de uno de los jefes y del posible efecto arrastre con otros empleados.

Es algo muy común en determinados puestos, en determinado tipo de empresas. En vez de montar una estructura ex novo, en vez de comprar una empresa rival, igual me sale más barato fichar al líder del grupo y conseguir que este se traiga a todo o parte de su equipo. Es algo especialmente utilizado en la Banca Privada, donde ademas te acabas llevando a los clientes(y si no que se lo digan a los del Sabadell tras comprar el Urquijo), en la abogacia, etc. Yo lo he visto a pie de calle, y comparto el análisis que se realiza en el post sobre cómo tomar la decisión de marcharse con tu tribu o no. Pero desde una perspectiva menos centrada en la decisión de cada uno, y más en los pros y los contras de esta estrategia, creo que conviene destacar algún tema:

    <li><a href="https://www.elblogsalmon.com/2007/11/09-a-vueltas-con-los-mercenarios-laborales">Para los de Recursos Humanos ya no solamente seréis mercenarios</a>. Más bien amotinados, <strong>porque el pecado de apostasía se comete en grupo y es algo que sienta muy mal</strong>, pues parece desafiar la disciplina. Ya sabéis mi opinión sobre lo que les parezca. Es más, creo que si produce un abandono en grupo, el examen de conciencia que debería hacer ese Departamento sería mayor. Habría de recordárseles que aquí no hay ninguna traición a priori, que estamos entre profesionales, y que quizás es la empresa la que ha traicionado las expectativas, las promesas, de los que se van. Aplicando una frase que oí a alguien que criticaba el discurso imperante sobre el transfuguismo político, <strong>"hay profesionales que por no cambiar de empresa cambian de ideas, y ha profesionales que por no cambiar de ideas cambian de empresa"</strong>. Éstos ultimos son más complicados de gestionar por la organización, sin duda, pero también más valiosos.</li>
    
    
    <li>Ojo de todos modos con este tipo de fichajes grupo. Ojo, por que <strong>la linea que separa la libre competencia de la competencia desleal es muy fina</strong>. Y es que no sólo se fortalece a la empresa opante. Ademas <strong>se daña, en ocasiones, con mucha fuerza al opado</strong>, al que se le origina un agujero que debe remendar antes de hacer aguas, despistándose del día a del negocio. Es por ello que si pueden demostrar que ha habido esa mala fe y que los que se van se están llevando algo (<a href="https://www.elblogsalmon.com/2006/08/15-ignacio-lopez-de-arriortua-superlopez">hablo básicamente de know-how protegido</a>, sobre lo que habría mucho que tratar) que no les corresponde, las amenazas y acciones judiciales están al caer.</li>
    
    
    <li>Pero además el que ficha debe tener claro que se ficha un equipo. <strong>Equipo con una cultura</strong>. Y esa cultura debe coincidir con la de la empresa, o al menos desear que esa cultura sea la que domine la unidad que van a llevar. Si no es así, mal asunto. Si ambos grupos no comparten valores, la solución a esta crisis es mucho más dolorosa que en el caso de los fichajes individuales.</li>
    
    
    <li>Por último, este tipo de fichajes-masa, para estructuras ya medianamente formadas, con gente en niveles inferiores con expectativas, <strong>lanza un mensaje sobre estos "nativos empresariales" descorazonador.</strong> No sería de extrañar que estos también migrasen en grupo, especialemente si hay un líder carismático entre ellos. Un boomerang total, salvo que sea algo intencionadamente buscado, para purgar la empresa.</li></ul>
    

    Que curioso. Con la mala prensa que tiene El Jefe y al final muchos se van con él.

    Vía | Diario de un Director de Sistemas

    Diseño | Lumaxart

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos