Compartir
Publicidad

Cambios en la normativa de autoconsumo: nos acercamos a lo deseable

Cambios en la normativa de autoconsumo: nos acercamos a lo deseable
Guardar
33 Comentarios
Publicidad

El Gobierno está todavía redactando el reglamento que regula el autoconsumo eléctrico en España. Después de una primera versión disparatada, en la que las personas que se instalaran unas placas solares para reducir su consumo de la red ven como su tarifa de la luz aumenta, tenemos una nueva versión algo más light.

La presión social y, no lo olvidemos, de empresas interesadas en energía solar ha hecho mella. El Gobierno ha rectificado unos cuantos aspectos que a continuación detallamos, aunque queda algo de camino por recorrer para normalizar la situación.

Lo primero, los cambios vienen para instalaciones inferiores a 10 KW, las superiores (industriales principalmente) siguen igual. La primera modificación es que no será incompatible una instalación de autoconsumo con tener una tarifa regulada (ya sea la PVPC o bono social).

Lo segundo, no habrá que pagar el estudio de la conexión a la red si hay un compromiso de no verter el excedente ahí. También se elimina la prohibición de usar baterías (seguramente presiones de Tesla) pero la potencia de la batería que tengamos tendrá que pagarse como término fijo. De hecho si se reduce la potencia contratada a la red debido a la instalación habrá que pagar también por ello.

Se elimina también pagar por la energía generada, lo cual era una verdadera barbaridad que hasta la CNMC criticó. Ahora una vez hecha la instalación la energía generada será verdaderamente gratuita.

¿Qué queda pendiente?

El único escollo que queda es que por crear una instalación de energía renovable de autoconsumo hay que pagar un aumento del término fijo de la factura. Es cierto que este término es el que mantiene la red, pero es absurdo. Si el problema es que las compañías eléctricas han invertido demasiado en su red de generación y tienen centrales paradas habrá que buscar otra solución. Ésta no puede venir de parar el progreso y un camino que tiene pinta de arreglar (a largo plazo) los problemas energéticos de nuestro país.

Llevamos décadas con una política energética absurda, con vaivenes en todos los sentidos y con una dependencia del exterior brutal. Aunque las cifras son confusas es posible que las subvenciones a las renovables no fueran sostenibles. Pero si alguien quiere montarse una estación de generación propia para el autoconsumo sin subvenciones lo único que tiene que garantizar la administración es que es segura. Este nuevo borrador va en ese camino, pero le queda por recorrer.
Imagen | dorfun

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos