Los coches van a ser más caros y no solo por el aumento de precio de sus componentes

Los coches van a ser más caros y no solo por el aumento de precio de sus componentes
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Los coches están subiendo de precio. Hace cinco años era factible encontrar coches nuevos por menos de diez mil euros, pero hoy es casi imposible ya salvo ofertas puntuales de modelos Low-Cost. Eso a pesar de que la crisis del coronavirus ha empobrecido la economía europea, en especial la española, y que se ha incrementado la demanda sobre los coches.

Además esto lo vemos en todos los niveles, cada vez todos los segmentos de automóviles se encarecen más. En parte es por la inflación, y en parte por las circunstancias que estamos teniendo en el mercado ahora mismo. Es cierto que existe una escasez generalizada de componentes, especialmente semiconductores, pero no es el único problema que estamos teniendo.

No hay microchips

8157596861_b686f3f277_o.jpg

No hay microchips o el precio de los mismos sube, es la respuesta que se ha estado dando por parte de vendedores. La interrupción de las cadenas de valor tras las cuarentenas forzadas para frenar la dispersión de la Covid19, hizo que a la vez que los compradores no salían, a veces porque no podían, comprar coches. Muchos componentes no estaban disponibles y no llegaban a las fábricas.

Hace poco unos amigos nos contaron en una cena en casa que aunque habían encargado un coche nuevo, quedaban muchos meses hasta poder disponer de él, ¿el problema? La escasez de semiconductores. Pero esto hace que haya capacidad de fabricar menos coches, e incluso que al poderse fabricar pocos vehículos, los fabricantes estén optando por fabricar aquellos modelos más caros de los que obtengan mayor beneficio, pero lo cierto es que la escasez de chips no es lo único que encarece los coches.

Tú coche es cada vez más complejo, la regulación lo exige

43484579790_429c1d4a4d_o.jpg

Un coche de hoy en día es mucho más complejo que un coche que se vendía hace unos veinte años. Si a comienzos de siglo era posible encontrar coches en el mercado sin asistencias y apenas uno o dos airbags, todo coche que se vende ahora necesita incluir una serie de equipamientos sin el cual no se puede vender legalmente, ya sea en EEUU, o en Europa.

Por ejemplo en Europa es obligatorio a partir de 2022 todo este equipamiento, el cuál hace unos años sólo estaba disponible en los modelos Premium:

  • Asistente de Velocidad Inteligente (ISA): un sistema que reconocerá las señales de tráfico y podría hasta bajar la velocidad del vehículo si fuera necesario.
  • Cámara trasera con detección de tráfico cruzado: un sistema para avisar al conductor de la presencia en el ángulo muerto del espejo retrovisor de un vehículo, así como una cámara que se encienda al engranar la marcha de retroceso y permita saber si hay un obstáculo que pudiera dar lugar a una colisión.
  • Detector de fatiga y somnolencia: los sistemas más simples contabilizan el tiempo de conducción y avisan al conductor si no se ha tomado un descanso tras dos horas de conducción, los más complejos monitorizan al conductor (parpadeo, conducción si cruza en exceso las líneas de la carretera, etc) y le avisan de que debe tomarse un descanso.
  • Frenada de emergencia: un sistema que frena automáticamente si detecta una colisión inminente con un obstáculo, primero avisa al conductor, y si la respuesta de este no es suficiente, procede a frenar el vehículo.
  • Alerta de cambio involuntario de carril: monitoriza las línas de la carretera y avisa al conductor si está saliendo sin haber puesto el intermintente, normalmente a partir de los 60km/h. Algunos vehículos lo combinan con un sistema que gira la dirección del coche para no salirse del camino marcado.
  • Alcolock: bloqueo del coche con alcoholímetro. El coche se bloquea si el conductor sobrepasa cierto nivel de alcohol en sangre.
  • Caja negra: al igual que en los aviones, monitoriza y registra distintos parámetros de la conducción, en caso de siniestro se puede determinar si hubo negligencia por parte del conductor antes del mismo.
  • Alerta de cinturón en las plazas traseras: sensores que detectan que el pasajero de la plaza trasera no lleva puesto el cinturón de seguridad. En 2014 se hizo obligatorio para las delanteras.
3047663679_185925c0d0_o.jpg

A esto hay que añadir el equipamiento que en noviembre de 2014 y años sucesivos se volvió obligatorio que los coches nuevos lo incorporaran, muchos de ellos siendo un equipamiento que en los años 90 estaba también reservado para los vehículos premium:

  • ESP o Programa electrónico de Estabiilidad: sistema que actúa ante circunstancias de deslizamiento. Se estima que ha salvado decenas de miles de vidas.
  • Anclajes Isofix para sillas infantiles en los asientos traseros: un sistema para fijar la silla del niño con mayor seguridad en los asientos traseros.
  • Sensor de presión en los neumáticos: fácil de entender, si el neumático no alcanza una presión determinada, avisa al conductor.
  • Indicador de cambio de marcha: recomienda al conductor cambiar de marcha cuando se alcanzan ciertas revoluciones en el motor, de este modo se reduce el consumo y las emisiones.
  • Limitación de ruido en los vehículos (julio de 2016): se redujo el nivel de decibelios que deben emitir el ruido de los coches, lo que obliga a hacer motores más silenciosos o mejor aislados.
  • Sonido en coches híbridos y eléctricos: desde 2019 avisa al resto de usuarios de la vida de que circula un coche silencioso a una velocidad baja, por lo cual no hay mucho sonido de rodadura del coche, y se pretenden evitar accidentes con este aviso acústico.

Viendo este listado de equipamiento, es fácil entender por qué los coches se encarecen, cada vez son más complejos y están equipados con más accesorios, que se han vuelto obligatorios. En los años 90, este equipamiento o estaba reservado para los modelos más caros, o directamente no había sido inventado. Hoy pasa a tener que ofrecerlo hasta el modelo más humilde del mercado.

Además, esto ha tenido un efecto en el mercado de segunda mano, al incrementarse el precio de los coches nuevos, se incrementa la demanda sobre los usados, por lo que tener un coche, se vuelve cada vez más inasequible.

Por otro lado, todo este equipamiento hace a los coches más seguros y ecológicos, por lo que aunque los consumidores pagan más, obtienen más por lo que pagan en su coche.

Pregunta a los lectores. ¿Creen que es buena idea que este equipamiento sea obligatorio en los coches a pesar de que hay que pagarlo?

En El Blog Salmón | De Peugeot a Apple: así está cambiando de arriba a abajo la producción de coches, electrónica de consumo y prácticamente todo

Imagen | Rutger van der Maar

Imagen | Saab Club Nederland

Imagen | DavidMartynHunt
Imagen | fdecomite

Temas
Inicio