Compartir
Publicidad
Publicidad

Los nuevos expertos inmobiliarios, el gobierno

Los nuevos expertos inmobiliarios, el gobierno
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde antes de que entró en el poder, hace ya cinco años, el actual gobierno español estaba hablando de que los precios de las viviendas eran demasiado altas y que deberían bajar. Hablaban de burbuja.

Hasta hace muy poco, estos precios siguieron su camino alcista, eso si, a ritmo cada vez más moderado.

Con los problemas económicos que estamos viviendo y con la bajada en la actividad inmobiliaria, aunque las bajadas acaban de comenzar, parece que el gobierno ha concluido que los precios de las viviendas ya han bajado lo suficiente y que quieren que los ciudadanos vuelvan a comprar casas.

Espera un momento, tanto hablar de burbuja durante tantos años y ahora se espantan con unas bajadas de precios relativamente modestas después de unos meses de baja actividad.

Primero, hay que recordar que altos precios inmobiliarios solo gustan a los actuales propietario de viviendas, que no les gusta ver el valor de su casita bajar, y a los profesionales del sector; los promotores, los constructores, las agencias y los que les financian.

Al resto del mundo, y son muchos, no les importaría que los precios inmobiliarios bajen más.

Segundo, se ha hablado tanto de que el sector inmobiliario es determinante para la economía en general, que parece que el gobierno ahora lo cree.

Es un sector importante por supuesto y sus dificultades se han extendido a otras partes de la economía, más en confianza que en otra cosa. También es verdad que el grueso del crecimiento en el desempleo está relacionado con ese sector, por condiciones peculiares del sector, por su precariedad y por el alto número de inmigrantes dedicados a el.

El sector inmobiliario ha tomado demasiada importancia en la economía española por muchas razones, incluyendo siendo la forma de que los ayuntamientos se financian. Ahora hay que dejar a este sector volver a su lugar normal en la economía y, para eso, hay que permitir su necesaria reestructuración.

Lo que no tengo tan claro es por qué el gobierno quiere continuar con la farsa de que este sector es determinante para que España vaya bien. Es un sector importante pero ni el más importante ni debe ser determinante.

Está claro que los portavoces de este sector gritan alto y claro que necesitan más ayudas y más respaldo y por eso es tan importante responder correctamente a la pregunta que lanzó mi compañero Alejandro hace unos días: “¿Pagar el paro o ayudar al sector de la construcción?”.

La nueva idea de que el gobierno quiera convencernos a comprar viviendas ya que los precios no bajarán más me parece otro más de esas políticas que gobiernos lanzan cuando quieren que les veamos hacer algo. Hay cosas mejores que pueden hacer, aunque hacer nada muchas veces es más recomendable.

Vía | El Confidencial En El Blog Salmón | ¿Hemos llegado realmente a la crisis? y Una propuesta de ayuda británica que cumple mejor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos