Compartir
Publicidad
Publicidad

Los nuevos turistas son los chinos, ¿donde van?

Los nuevos turistas son los chinos, ¿donde van?
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

España es uno de los líderes mundiales del turismo, con un nivel de recepción anual de turistas entre los líderes. Además, con la importancia de este sector en la economía y, aún más, en la balanza de pagos, es importante crecer el negocio, de todas las formas posibles, algunas mencionadas en estas páginas. Para crecer el negocio es importante diseñar la oferta para dirigirla mejor a los mercados donde se están viendo más crecimiento. Uno de estos mercados de crecimiento potencial es el turismo proveniente de China.

La World Tourism Organization proyecta que los turistas chinos llegarán a más de 100 millones de personas en 2020 y, en este contexto, con muchos posibles clientes viajando con potencialmente mucho para gastar, este potencial debe llamar la atención de las autoridades turísticas y de las empresas del sector.

Para mejorar el atractivo de los destinos a estos turistas, sería importante conocer sus formas y sus intereses y la organización In Bound Tourism describe las características del turista chino como los siguientes:

  • Fuerte tendencia a comprar.
  • Menos gastos que el promedio en hoteles, comida y transporte.
  • Fuerte deseo de comer comida china.
  • Poco dominio de otros idiomas.

En sus viajes organizados a Europa, los turistas chinos tienen sus lugares bien pensados, cada uno por sus razones específicas al lugar y estas razones no necesariamente son iguales a los turistas de otra nacionalidad.

Francia es un destino muy popular de los turistas chinos ya que se ha establecido como el lugar que ofrece todos los valores europeos de historia, romance, lujo y calidad. También están obsesionados con el vino de Bordeaux, especialmente los más caros y con el juego, por eso la popularidad de Mónaco y Niza. Desde ahí visitan Italia, especialmente Verona, por “Romeo y Julieta” de William Shakespeare. Otras zonas son populares por sus características; Brussels por su chocolate, Bonn en Alemania, por Beethoven, Trier por la Karl-Marx-Haus, nacimiento del revolucionario y la ciudad de Metzingen, cerca de Frankfurt, por Hugo Boss.

Sus viajes se resumen con el dicho: “sleep cheap, shop expensive” (dormir barato y comprar caro). Para atraer más de este negocio, España tiene también que organizarse y, siendo miembro de los países Schengen también ayuda, ya que la entrada no requiere papeleo adicional en China, que es copioso.

En una encuesta se vio que el 46% probaron comida europea sólo una vez y 10% ni eso. Eso limita las ventajas de la justamente alardeada cocina española, aunque, un viaje a la meca de la cocina actual, El Bulli, quizás si convencería. También se tendría que mejorar los modales.

Puede que el Camino de Santiago no funcione, a no sea que lo vinculemos a Confucio, de alguna forma, tendremos que encontrar los vínculos chinos de Velázquez y Goya y ¿cuando presentaremos el camino del Quijote?

Vía | Economist (en inglés)
En El Blog Salmón | La visita de la señora Obama atraerá más turistas y El turismo culinario subirá También ver | Diario del viajero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos