Compartir
Publicidad

Nanosolar, el asesino de las huertas solares

Nanosolar, el asesino de las huertas solares
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A lo largo del último año se ha disparado la inversión en Huertas Solares (creo que se trata de un termino registrado por Acciona, pero me vale como genérico). Aquellos inversores que huían del ladrillo pero necesitaban genéticamente algo sólido distinto a la Bolsa, aquellos inversores que ya estaban en Bolsa pero buscaban diversificar su cartera, aquellos que eran incapaces de fijarse en otra cosa que no fuesen las rentabilidades previstas en una bonita carpeta, todos ellos, acababan adquiriendo su parcelita en esta promociones. Incluso se detectaba una clara llegada de promotores inmobiliarios, gestores de suelo, a este rico panal.

Deje clara mi opinión al respecto, así como los fuertes riesgos que se derivaban de estas inversiones aparentemente sólidas, especialmente si uno operaba apalancado. Y quizás lo que más me preocupaba era la ineficiencia económica de dichas explotaciones. Ineficiencia que debía ser cubierta por un generoso riego de dinero público. Y a pesar de lo que muchos entendían, este grifo no era ni podía ser estable. Por ello, el periodo medio de recuperación de la inversión de 10 años se me hacía largo.

Pero hete aquí que alguien parece solucionar estos problemas. Al menos para los nuevos inversores, ya que a los viejos productores (vamos los de antes de ayer) les puede sumir en la miseria a medio plazo.

A través de GurusBlog me confirman que la tecnología de la lamina solar flexible ya esta aquí, de la mano de Nanosolar, participada por los chicos de Google. Cito a continuación:

La empresa nació con el objetivo de facilitar la producción de energía solar a bajo coste, objetivo que parece que la compañía está consiguiendo. Para ello en lugar de fabricar paneles solares basados en una placa de silicio, la compañía imprime una serie de metales en una placa flexible de aluminio, reduciendo terriblemente el coste de los tradicionales paneles solares.
El objetivo es conseguir que la fabricación e instalación de una huerta solar no supere el coste de 2 dólares por vatio, frente a los también dos dólares por vatio que cuesta una central térmica, lo que permitiría que la energía solar sea mucha más viable sin necesidad de subvenciones

Y yo me pregunto si llegado este punto el Gobierno sería capaz de mantener el marco tarifario primado al pelotón de los retrasados, subvencionado una tecnología obsoleta con el dinero de todos los españoles. Y yo me pregunto que pasa con aquellos que han adquirido terrenos al calor del cuento de la lechera para plantar su huerto. Y yo me pregunto que pasa con los chicos nuevos del parqué.

Claro que alguien se lo olía, y supo dejarle la cerilla que se consumía a otros.

Vía | Gurusblog En El Blog Salmón | Europa busca no depender del petróleo Foto | James Jordan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos