Compartir
Publicidad
Publicidad

Del turismo y construcción a solo turismo: el cambio de modelo productivo no ha salido como esperábamos

Del turismo y construcción a solo turismo: el cambio de modelo productivo no ha salido como esperábamos
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sector turístico sigue evolucionando con valores a la alza. El año 2016 ha cerrado co un nuevo máximo de visitantes, sino que también con las cifras más altas de trabajadores en el sector. Esto viene acompañado con un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) de España en el cuarto trimestre del 2016 de un 0,7 por ciento sobre el trimestre anterior.

Por tanto, el año 2016 se ha cerrado un 3,2 por ciento interanual respecto al año 2015. España ha logrado encadenar 13 trimestres con crecimiento. No obstante, encadenar 9 trimestres con crecimiento de la producción del 0,7 por ciento o superior suponer más una tendencia con cierta resistencia a la baja.

El producto nacional bruto ha superado los 1,113 billones de euros, y se sitúa al borde del máximo alcanzado durante el año 2008, que fue de 1,116 billones de euros como se puede ver en la gráfica “Evolución del PIB 2008 y 2016”:

Evolucion Pib

Lo producido en 2016 se parece parcialmente a lo producido en 2008, porque la recesión y la recuperación han modificado la estructura de la producción, e incluso han dado un vuelco al modelo productivo.

Más exportaciones y turismo que construcción

El modelo de crecimiento de España a inicio de siglo estaba basado en la demanda interna, que absorbía grandes cantidades de recursos en la inversión del sector de la construcción y que ofrecía un déficit por cuenta corriente de manera desorbitada.

Esto genero una gran demanda de consumo y unas grandes necesidades de crédito para sostener este boom inmobilario y el endeudamiento que se había generado.

El indicador que muestra el cambio en el modelo de actividad es el saldo por cuenta corriente, que ha pasado del 10 por ciento de déficit en 2007 y 2008, al superávit de alrededor del 2 por ciento del PIB a finales del 2016.

Existe un equilibrio en la balanza de comercio y servicios, tras un aumento de más del 30 por ciento de las exportaciones hasta llegar a un 34 por ciento del PIB y una demanda reducida de financiación externa ante una ralentización de la inversión como se puede ver en la gráfica “Evolución valores agregado de la demanda 2008 y 2016”:

Agregados Demanda

La propia demanda interna ha registrado un cambio ya que el consumo interno ha superado valores del 2008, pero la inversión agregada está a niveles aún un 30 por ciento por debajo del 2008 como se puede ver en la gráfica “Variación del PIB y sus componentes 2008 y 2016”:

Variacion PIB y agregados oferta y demanda

Esto ha sido provocado por una reducción muy importante en la contratación de la construcción, tanto de obra residencial privada como de obra civil financiada con dinero público.

Mientras el valor de los bienes industriales en el 2016 están prácticamente ya a niveles del 2008, con una fuerte demanda de manufactura del exterior, el de la construcción está por debajo de la mitad como se puede ver en la gráfica “Evolución valores agregados de la oferta 2008 y 2016”:

Agregados Oferta

Mientras que los servicios superan a la producción de hace ya 8 años.

Como consecuencia del desplazamiento de la producción a manufacturas y servicios exportables, con una fuerte reducción de los costes, ha habido una reducción del empleo en las actividades intensivas de mano de obra como la construcción y su mantenimiento en aquellas en las que la tecnificación no ha culminado su penetración como el sector turístico.

PIB frente ocupados

Durante el 2016 el PIB se ha obtenido el mismo PIB que durante el 2008 pero con más de 2 millones de empleos menos como se puede ver en la gráfica “Evolución del PIB frente ocupación de 2008 a 2016”:

Pib Frente Ocupacion

El número de empleos equivalentes a jornada completa durante el 2008 para producir el PIB fue de 19,85 millones y durante el 2016 ha sido de 17,37 millones. Por tanto, la productividad de ahora fue improductividad explícita en el 2008.

De la dependencia de la construcción al turismo

El año 2016 ha cerrado con una afiliación media de 2,193 millones de trabajadores en el sector turístico. Esto supone un 4,8 por ciento más que durante el 2015. España ha tenido un nuevo récord durante el 2016 de 75,6 millones de turistas, es decir, 10,3 por ciento más.

El turismo le da trabajo al 12,46 por ciento de los trabajadores españoles, casi 2 puntos y medio por encima que antes de la crisis como se puede ver en la gráfica “Evolución empleo sector turístico 2007 a 2016”:

Empleo Turismo

En el 2007 los 1,93 millones de trabajadores en el turismo suponían alrededor del 10 por ciento del total de trabajadores en España. Durante la última década el sector ha aumento alrededor del 13 por ciento.

El sector turístico ha caído en el año 2009 y 2012, mientras que en el resto de años ha aumento el empleo. Durante el 2014 el sector turístico superó la barrera de los 2 millones de ocupados y el 12 por ciento del total del empleo en España. Desde entonces, ha ido ganada cada vez más importancia.

El sector turístico creó el 18% de los empleos en estos últimos años

De los más de 1 millón de trabajos generados en estos dos últimos años, alrededor del 20 por ciento corresponde al turismo,. En concreto, durante 2015 y 2016 se crearon 192.000 puestos de trabajo, el 18 por ciento, de aquí que aumente cada vez más su peso en la economía española.

El turismo ha tomado el relevo del sector de la construcción como motor de creación de empleo en España como se puede ver en la gráfica “Evolución del empleo por el sector turístico y construcción del 2007 al 2016”:

Empleo Turismo Y Construccion

Antes de la crisis, el sector de la construcción ocupaba el 13 por ciento de los trabajadores, mientras que el sector turístico tenían ocupados el 10 por ciento de los trabajadores.

Después de 10 años, la construcción ha reducido su peso a la mitad y ocupa al 6 por ciento de los trabajadores, mientras que el peso del turismo ha aumentado hasta alcanzar el 12 por ciento del total de trabajadores españoles.

El gran interrogante ahora es la capacidad de resistencia del empleo en el sector turístico y si las llegadas de turistas extranjeros empiezan a reducirse. Se pone en duda ahora que cada año se tenga una nuevo récord de visitantes y, por tanto, se pueda mantener el ritmo de crecimiento actual.

En El Blog Salmón | Cambio de modelo productivo, ¿Qué debería hacer España?

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos