Compartir
Publicidad

La trampa de liquidez y el fracaso de las políticas monetarias

La trampa de liquidez y el fracaso de las políticas monetarias
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Modelo IS-LM y trampa de liquidez

Puede resultar algo extraño, insólito, paradójico, pero las propias declaraciones de la Fed y del Banco Internacional de Pagos no han hecho más que confirmar algo que llevamos diciendo durante cinco años. Lo que dice hoy el BPI y la Fed es que la política monetaria ha sido completamente incapaz de resolver la actual crisis financiera, tal como hemos señalado desde 2008. Y aunque Mario Draghi diga que el BCE "está listo para actuar", la verdad es que no deja de ser una broma de mal gusto en momentos en que se confirma la total ineficacia de las políticas monetarias. La compra de deuda, es decir, cambiar deuda por más deuda, nunca ha resuelto los problemas de nadie y menos va a resolver los problemas de los países.

Los estímulos monetarios han consistido en entregar dinero gratis a los bancos para que los bancos lo muevan y con eso ayuden a mejorar sus balances. Pero los bancos no lo mueven porque sus balances son un desastre mayúsculo. Los bancos no han prestado ese dinero, dado que han optado por limpiar sus propios pasivos y mejorar sus famélicos activos inundados en tinta roja.

La idea de las inyecciones de liquidez pretendían que las empresas pidieran grandes sumas de dinero para invertir y con ello reactivar la economía. Pero las empresas no han pedido dinero para invertir e iniciar nuevos proyectos, sino que han aprovechado las bajas tasas de interés para licuar deuda y desapalancarse de su propio caos interno. Las empresas especularon y se hincharon de deuda pensando que el maná de la burbuja continuaría para siempre. Y ahora, como el panorama económico es muy incierto, las empresas prefieren limpiarse de deudas, reducir su tamaño y sacarse el estigma de especuladores antes que iniciar nuevos proyectos. No importa que con esto generen más desempleo. Con el dinero que les sobra, prefieren especular en los mercados financieros, antes que invertir en la economía real y volver a crear empleo. Por eso la fuerte volatilidad que vemos en la bolsas. Y cómo tras determinada noticia los mercados "se recuperan", aunque en verdad la tendencia sea bastante a la baja. Cuelgo algunas gráficas a modo de representación: Bolsa de Shanghai:

Índice de la bolsa de Shanghai últimos 3 años
Índice de la bolsa de Shanghai últimos 3 años

Ibex 35:

Evolución del Ibex35 últimos 5 años
Evolución del Ibex35 últimos 5 años

CAC 40 francés

Índice CAC 40 francés - últimos 6 meses
Índice CAC 40 francés - últimos 6 meses

Índice DAX alemán últimos 12 meses

Índice DAX alemán últimos12 meses
Índice DAX alemán últimos12 meses

Como vemos, los mercados no se han movido precisamente al alza con las inyecciones de liquidez y sin embargo lo que sí ha tomado un rol protagónico es el rol de los especuladores, dado que la especulación ha sido la gran estrella de esta crisis. Pero, a diferencia de otras crisis, ésta ha sido más persistente y ha agotado las reservas de la banca sin aún permitir una recuperación sólida, lo que implica que hasta los propios especuladores comienzan a ser estrangulados en su propio juego.

El último informe del BPI obliga a los bancos centrales a retroceder y dejar a la economía a voluntad de los inversores privados. En otras palabras, lo que se pretende es aumentar la demanda por cuenta de la inversión privada,... pero ¿hay móviles para la inversión privada? Esta gráfica nos muestra lo que ocurre con la demanda en una situación de crisis.

Oferta y Demanda en crisis financiera
Oferta y Demanda en crisis financiera

El aumento del desempleo ha implicado una caída vertical de la demanda y la oferta no puede reorientar la economía. Esto demuele todas las tesis de la teoría de la oferta en la cual todo consistía en ofrecer, malinterpretando la tesis de Jean Baptiste Say que decía "la oferta crea su propio nivel de demanda". Esto es cierto en economías donde no hay monopolios ni concentración de mercados y donde todos los agentes tienen la misma ponderación e importancia, es decir, en economías que no existen. Porque toda la economía está en manos de un puñado de conglomerados que gobiernan el mundo, y esto invalida toda la teoría económica que se basa en el "libre mercado". Un mercado gobernado por 147 empresas que controlan el 40 por ciento de la riqueza mundial no tiene nada de libre y es en verdad un totalitarismo. El totalitarismo que nos tiene inmersos en esta crisis y no permite ninguna salida. En El Blog Salmón | El desplome de las burbujas de activos acelera el colapso del sistema financiero, Moneda de platino, hiperinflación y Trampa de Liquidez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio