Compartir
Publicidad
Publicidad

Las patentes fomentan la innovación pero también tienen desventajas, todos los detalles

Las patentes fomentan la innovación pero también tienen desventajas, todos los detalles
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una patente es una protección legal otorgada al inventor o empresa descubridora de un producto o proceso productivo por el Estado, ofreciendo una protección legal para impedir la competencia, y en consecuencia, el resto de empresas no puedan utilizar o vender el artículo durante un tiempo determinado.

Como principal ventaja se suele señalar que el uso de las patentes permiten reducir la incertidumbre, el riesgo asociado a la inversión sobre la patente y evitar que los potenciales imitadores copien el producto.

La razón subyacente a este proteccionismo sobre un determinado producto o proceso productivo es que la empresa ha invertido una suma importante de dinero y también tiempo en I+D por lo que la concesión de un monopolio en forma de patente contribuye a la recuperación de los gastos y así, generar una rentabilidad óptima sobre la inversión.

Sin embargo, la existencia de las patentes implica una discusión sobre si las ventajas son superiores a las desventajas que ofrece, pues por un lado, tiene sentido proteger los derechos de propiedad de una idea para incentivar su desarrollo y amortizar la inversión, pero, por otro lado, también puede tener sentido criticar la creación de un monopolio, evitando un mercado en competencia en favor del consumidor que ajuste los precios.

Crítica al sistema de patentes

Existe un documento publicado por la Reserva Federal de St. Louis muy bien estructurado, en la que se elabora una crítica amplia sobre los beneficios y los perjuicios que conlleva el sistema de patentes.

Haciendo un repaso histórico, el documento señala que los sistemas de patentes débiles, es decir sin una amplia regulación, han contribuido ligeramente a la innovación con limitados efectos secundarios. No obstante, aquellos sistemas de patentes fuertes, con amplias regulaciones han mostrado mayores efectos secundarios.

Las legislaciones de patentes tienden endurecerse en el transcurso de los años debido a que el clientelismo existente de algunas industrias y empresas viejas, que se encuentran estancadas en su modelo de negocio, pretenden ejercer una barrera de entrada a las empresas nuevas que aporten innovaciones.

patent

El documento concluye, de manera radical, que hay que abolir las patentes en su totalidad y encontrar otros instrumentos legislativos que sean menos abiertos a los grupos de presión y la búsqueda de alternativas de financiación que impulsen la innovación y desarrollo.

Las empresas farmacéuticas son aquellas que tienen mayores incentivos para que exista una fuerte protección de las patentes pues los productos farmacéuticos son fácilmente copiados y el desarrollo de los fármacos conllevan años y millones de dólares invertidos en su desarrollo.

En respuesta a esta problemática, el documento señala que se debería modificar el proceso aprobación de medicamentos para que los fabricantes iniciaran, de una manera más rápida, la recuperación de sus costes y establecer un sistema de incentivos para desarrollar aquellas medicinas que generen amplias mejoras médicas.

Hepatitis C y el Sovaldi

Para señalar un caso de la industria farmacéutica en la que el sistema de patentes ha sido fuertemente criticado tenemos la farmacéutica Gilerd y su cura de la Hepatitis C, mediante el Sofosbuvir, comercializado como Sovaldi. El precio del medicamento se vende en Estados Unidos por 84.000 dolares y en España por 25.000 euros.

Dado que el coste de producción del Sovaldi es algo superior de los 100 dólares, supone que el precio de venta de este medicamento se multiplica por 832 veces en Estados Unidos y 277,5 veces en España. Y es de especial relevancia estos diferenciales pues, según la Organización Mundial de la Salud, 150 millones de personas en el mundo han sido infectadas con el virus de la Hepatitis C.

En este caso particular, coincide que Gilerd compró por 11.000 millones de dólares en el 2011 la patente del Sofosbuvir y esperó a que la supervisora "Food and Drug Administration" o FDA aprobara el medicamento a finales del 2013. En 2014, la comercialización del Sovaldi le reportó 12.400 millones de dólares (recuperando en el primer año la inversión).

Sovaldi Hepatitis C Discount

A pesar de lo mencionado, encontramos una cara B en el relato. Y es que muchos de los enfermos con Hepatitis C no podían permitirse el acceso al medicamento por su elevado precio.

La razón por la que el precio del Sovaldi es tan elevado es que gracias a la patente no existía una competencia que tuviera la facultad para producir el medicamento y distribuirlo de manera más barata que el Sovaldi. Por lo que se pone en tela de juicio si finalmente los efectos positivos son superiores a los efectos negativos de establecer un derecho de explotación de un producto como monopolio.

El incentivo de violar las patentes

Cuando puede existir una alternativa de compra a un precio inferior tiende a surgir la competencia. En el supuesto de que exista una regulación establecida que lo impida, se denomina como competencia desleal y por ello, las patentes o bien derechos de propiedad intelectual en ocasiones son violados.

Los gobiernos y las empresas en Brasil, India, Tailandia y Uganda comenzaron a desafiar a las patentes sobre medicamentos, con el argumento de que las vidas humanas son más importantes que las patentes, los derechos de autor, las leyes de comercio internacional, y el interés económico de la industria farmacéutica.

Por ejemplo, la terapia antirretroviral ha quedado fuera del alcance de las personas que sufren de VIH en los países vías de desarrollo, y los defensores de los medicamentos antivirales genéricos argumentan que "la necesidad humana justifica la violación de la ley de patente".

En el caso de Tailandia, en el año 2002 puso en marcha la producción de medicamentos antivirales genéricos y el coste de un tratamiento mensual para una persona cayó de una horquilla situada entre los 500 - 750 dólares hasta los 30 dólares, por lo tanto, haciendo que el tratamiento sea más asequible.

En respuesta, el gobierno de Estados Unidos colocó a Tailandia en la lista de "infractores de derechos de autor" por las acciones cometidas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos