Publicidad

Así es Vision Fund, el enorme fondo de inversión japonés que está inflando la burbuja tecnológica

Así es Vision Fund, el enorme fondo de inversión japonés que está inflando la burbuja tecnológica
5 comentarios

Publicidad

Publicidad

Se encuentran detrás de los coches de Uber y de las oficinas de WeWork. De los espacios colaborativos de Slack y los abonos de gimnasio de Gympass. De startups financieras y de empresas dedicadas a la ingeniería genética. Se trata de Vision Fund, un enorme fondo de inversiones de 100.000 millones de dólares liderado por el grupo empresarial japonés SoftBank.

Fundada en 1981 por Masayoshi Son (aún al frente) como una tienda de reparación de ordenadores, SoftBank fue una de las pioneras del negocio de internet en Japón, realizando inversiones increíblemente rentables en Yahoo y posteriormente en la china Alibaba (donde convirtió una inversión de 20 millones de dólares en 60.000 millones el día en que la empresa salió a bolsa). Actualmente SoftBank domina el mercado de banda ancha y telefonía móvil en Japón, controla el 85% de Sprint (uno de los operadores dominantes de EEUU) y posee importantes empresas en el campo de la robótica como Boston Dynamics, adquirida a la matriz de Google.

En los últimos años, a través de Vision Fund, SoftBank ha adquirido importantes participaciones en algunas de las startups más relevantes del momento como las ya mencionadas Uber, WeWork o Slack. También tiene inversiones más extravagantes, como los Fukuoka Hawks de la liga profesional nipona de béisbol. ¿hasta dónde alcanza realmente el poder de Vision Fund? ¿cuál es su efecto en el mundo tecnológico?

Así invierte Vision Fund

Según los datos del portal de capital riesgo Crunchbase, Vision Fund ha participado en 89 rondas de financiación de 73 empresas, destacando sectores como transporte y automoción, comercio electrónico o robótica. Hasta ahora ha invertido 66.000 millones de dólares de los 100.000 que planea financiar en total.

Por empresas, la que ha recibido más financiación del fondo es claramente Uber, con casi 10.000 millones de dólares sumando la matriz y la filial Uber ATG, dedicada al desarrollo de vehículos autónomos. Son muy destacadas también las inversiones en la empresa de oficinas compartidas WeWork (5.400 millones) y la compañía de vehículos autónomos de General Motors, Cruise (4.500 millones). La compañía de microprocesadores NVidia y la filial de servicios online bajo demanda de Alibaba han recibido 4.000 millones cada una.

10 mayores inversiones de Vision Fund 10 mayores inversiones de Vision Fund (fuente: Crunchbase / elaboración propia)

Es importante mencionar que las inversiones de Soft Bank en startups y nuevas tecnologías no acaban en Vision Fund, ya que ha realizado importantes inversiones a título propio. Al margen de adquisiciones como la ya mencionada Boston Dynamics, Soft Bank posee un 28% del gigante chino Alibaba, la matriz de AliExpress, una participación actualmente valorada en 150.000 millones de dólares.

En los últimos años, la mayor inversión de SoftBank en el campo tecnológico ha sido la compañía de microprocesadores ARM, que está detrás de la gran mayoría de chips claves en los smartphones y tablets. Si bien ARM suele aparecer como parte del portafolio de Vision Fund, fue adquirida por SoftBank antes de establecer el fondo. Se calcula que la inversión de SoftBank en ARM es de 34.000 millones de dólares, lo que hace palidecer las cifras de Uber.

No solo es SoftBank: hay dinero de Arabia Saudí y Emiratos detrás

Pese al magnífico desempeño de SoftBank, la cifra de 100.000 millones de dólares es monstruosa incluso para ellos. Por comparar, el siguiente mayor fondo de capital riesgo, liderado por BlackRock, apenas llega a 25.000. En realidad, SoftBank controla la iniciativa y aporta gran parte de su capital (28.000 millones), pero hay otros importantes intereses económicos detrás de Vision Fund.

El principal inversor en Vision Fund es el fondo soberano de Arabia Saudí, que ha aportado casi la mitad: 45.000 millones de dólares. El reino saudí está realizando importantes inversiones tecnológicas para diversificar su dependencia del petróleo, y ya había invertido 3.500 millones en Uber a través de su fondo soberano antes de la creación de Vision Fund. También participa Mubadala, compañía de inversiones del emirato de Abu Dhabi, con 15.000 millones de dólares. Para cerrar los 12.000 millones restantes, hay importantes (aunque comparativamente pequeñas) aportaciones de gigantes tecnológicos como Apple, Qualcomm, Foxconn y Sharp.

El principal inversor en Vision Fund es Arabia Saudí, pero SoftBank retiene el control

Una característica muy importante de Vision Fund es la atípica estructura de financiación. Normalmente todos los inversores son accionistas del fondo, pero en este caso solo SoftBank es accionista puro. Los demás participantes han invertido 38% en capital y 62% en participaciones preferentes con un cupón anual del 7%. Es decir, pese a que el fondo ha llegado a alcanzar la astronómica rentabilidad del 45% sobre el papel, solo SoftBank recibiría el 45% de lo invertido. El fondo saudí, por ejemplo, recibiría el 45% solo sobre 17.000 millones, y habría de conformarse con un 7% sobre los 28.000 millones restantes.

Hay otra consecuencia fundamental de esta estructura, y es que la mayoría absoluta de las acciones, y por tanto el control del fondo, corresponden a SoftBank, ya que el 38% de todas las participaciones restantes no llega a 28.000 millones. Así, Vision Fund está liderado personalmente por Masayoshi Son (hoy el hombre más rico de Japón) junto con otros destacados miembros de la dirección de SoftBank.

Esto es solo el comienzo: Vision Fund 2 ya está en marcha

Aunque a Vision Fund aún le queda un tercio de su dinero por invertir, la compañía ya está dando los siguientes pasos. Hace apenas un mes, SoftBank anunció el lanzamiento de Vison Fund 2, donde ya se han comprometido aportaciones de hasta 108.000 millones de dólares (aún más que el primero, por tanto). Este fondo se enfocará en el campo de la inteligencia artificial.

De nuevo será SoftBank quien lidere la iniciativa, aportando 38.000 millones, y esta vez las grandes tecnológicas tendrán mayor protagonismo, con Microsoft sumándose a Apple y Foxconn (que ya participan del primer fondo). También están los grandes bancos japoneses (MUFG, Mizuho y SMBC), el banco británico Standard Chartered , importantes grupos aseguradores y otros participantes como el fondo de inversión de Kazajstán.

Apple, Microsoft y los grandes bancos japoneses son hasta ahora los principales co-inversores en Vision Fund 2

Los grandes ausentes en la lista de inversores anunciados en Vision Fund 2 son los fondos soberanos saudíes y emiratíes. Todo parece indicar que volverán a participar, aunque probablemente con aportaciones menores que las realizadas en el primer fondo. La sintonía de los saudíes con SoftBank es total, y ambos participan (al margen de Vision Fund) en otros negocios como la mayor iniciativa de producción de energía solar de la historia.

Estas millonarias inyecciones de capital están acelerando el desarrollo de las tecnologías del futuro, aunque tienen un efecto colateral de impredecibles consecuencias: el inflado de una burbuja que empieza a recordar la famosa crisis puntocom de los 2000. La última inversión de Vision Fund en WeWork, por ejemplo, supuso valorar la compañía en unos 47.000 millones absolutamente injustificados desde el punto de vista económico o contable. Habrá que ver si Vision Fund 2 tiene un éxito tan fulgurante como el primero o se desinfla por el camino.

En El Blog Salmón | Las empresas tecnológicas apenas salen ya a bolsa, te contamos por qué

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir