Compartir
Publicidad

El efecto mancha de aceite en la gestión empresarial

El efecto mancha de aceite en la gestión empresarial
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Que la crisis haya podido con Starbucks, se debe principalmente, y si se puede decir así, a un problema de ciencia (de peso, por su elevado número de tiendas). Ello es debido a que durante su fase de expansión practicó la estrategia de la mancha de aceite, y en un grado más que exagerado.

El nombre se debe, sobre todo, a como se fue expandiendo Wal Mart en los USA (el nivel del mismo se puede apreciar en la fotografía), y en la manera en la que fue abriendo tiendas, como si de una mancha de aceite se tratase (aquí podréis comprobar su crecimiento en vídeo). La idea en sí de esta estrategia, cuyo ejemplo en España más claro podría ser Zara y Mercadona, parte del propio Sam Walton, fundador de Wal Mart. Éste, cuando decidió abrir su primer local en Rogers (Arkansas), lo hizo teniendo claro que no encontraría ningún establecimiento que pudiera competir con ellos en los alrededores (refiriéndonos a unos cuantos kilómetros de distancia). Si había un sitio donde comprar y a un precio barato en la comarca ese debía ser únicamente Wal Mart.

Como al final el establecimiento tuvo éxito, se empezó con la expansión. La premisa era clara: crecer como una mancha de aceite a lo largo de los estados próximos, y siempre en ciudades o poblaciones donde no hubiese competencia (exactamente lo mismo que Mercadona en el Levante español). De tal forma, que si alguien intentaba meter la cabeza en su mercado, cuando lo hiciese, se encontrase con el problema de tener que luchar con la idea preconcebida por el ciudadano que la compra se debía hacer en Wal Mart, no en uno nuevo.

También su crecimiento se debió a que fue de las primeras empresas que empezó a utilizar con sentido y conocimiento los sistemas de información (esto es otra historia), pero su principal ventaja competitiva radicó en el efecto mancha de aceite con precios baratos.

Parece una tontería, o algo propio del sentido común, pero hasta 1962 pocas empresas pusieron en práctica esta estrategia. Los frutos en la década de los 80 serían evidentes. Y visto el mapa, quién iba a pensar que sobre el dibujo de USA iban a verse sólo puntos verdes de Wal Mart allá por principios de la década de los 60.

¿Sería posible una estrategia así hoy en día? A lo mejor Zara, pero éstos sí tuvieron que lidiar con la competencia.

Vía | Kottke Más información | Watching the Growth of Walmart Across America Más información | Tormo, historia de Wal Mart En El Blog Salmón | La crisis puede con Starbucks

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio