Compartir
Publicidad

Multado Elon Musk, abandona la presidencia ¿a dónde va Tesla?

Multado Elon Musk, abandona la presidencia ¿a dónde va Tesla?
26 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Elon Musk ha tenido que abandonar la presidencia de Tesla como parte del acuerdo que ha llegado con la SEC desde que esta lo denunciara por fraude por unos tuits. A pesar de ello no abandona la empresa, sino que permanecerá como CEO (Director General) de la misma.

No obstante, esto ha sido el enésimo episodio de la gestión de Tesla reciente. Aunque la empresa esté consiguiendo llegar tarde a sus objetivos, claramente en los últimos meses ha dejado mucho que desear la gestión de la misma, y sus potenciales competidores más fuertes están aprovechando para alcanzar el terreno perdido.

¿Qué ha pasado?

El pasado 7 de Agosto Elon Musk publicó en twitter que estaba considerando sacar a Tesla de bolsa a 420$ por acción, y que tenía asegurado la financiación para llevar a cabo esta operación. Ese twit puso en marcha la investigación por parte de la Securities and Exchanges Commission, uno de los dos órganos norteamericanos encargados de vigilar el buen funcionamiento de los mercados (equivalente a nuestra CNMV).

Bien, según la demanda que registró la SEC (se puede consultar aquí), Elon Musk estaba cometiendo un fraude, ya que no había en ningún momento llegado a un acuerdo formal de financiación, que este tipo de operaciones las decide el Consejo de Administración y que deben cumplimentarse mediante el formulario 13B. Es decir, que Elon Musk no había hecho las cosas bien, ni de lejos. De hecho podría incluso considerarse un fraude para “calentar la acción”.

Poco después, algunos miembros del consejo de administración de Tesla, sin incluir a su hermano Kimball Musk, sacaron un comunicado en el que afirmaban que aunque se había hablado sobre la posibilidad, no se había asegurado la financiación. Poco después de esto Elon Musk aseguró en la red social que no sacaría a Tesla del mercado porque la mayor parte de los accionistas querían que siguiera funcionando.

Según cuenta el Wall Street Journal, la SEC quiso llegar a un acuerdo con Musk, no obstante cuando entendían que y estaba negociado, el empresario decidió salirse del mismo. Esto les llevó a presentar la demanda en el juzgado siguiendo su cometido. Por el camino en el New York Times el profesor de la Yale School of Management Jeffrey Sonnenfeld había afirmado que los inversores en Tesla tenían que darse cuenta de que tenían a un CEO lleno de pánico, errático, posiblemente autodestructivo al timón. A esto hay que añadirle el escándalo que sucedió cuando apareció en un podcast de radio bebiendo whisky y fumando cannabis mientras que se acumulan los problemas de su empresa.

Tesla

Hay que aclarar que claramente Elon Musk ha actuado contra de la normativa y de cualquier idea de buen gobierno. Puede que su intención fuera buena, sacar a Tesla del ojo público y de la presión de los resultados trimestrales que han ido erosionando, pero seamos claros, los objetivos incumplidos los ha anunciado el mismo a bombo y platillo, si no o cumple es normal que tenga problemas. Y eso en el momento en el que consigue llegar (aunque tarde) a su objetivo de producción del Model 3.

Así que entre otras cosas la SEC lo demandó para evitar que pudiera estar mando de cualquier empresa cotizada, como podrían ser en el futuro sus otras empresas: SpaceX, The Boring Company y Neuralink.

El acuerdo con la SEC, ¿qué podemos esperar de una Tesla sin Musk al mando?

El acuerdo al que han llegado, bastante rápido obliga a Elon Musk a dimitir de presidencia e Tesla en lo próximos 45 días, aunque se le permite continuar como CEO. También tendrá que pagar un multa de 20 millones de dólares.

El acuerdo con la SEC incluye medidas para mejorar el gobierno de la empresa que, en mi opinión, serán bastante buenas. Primero obligará a Musk a nombrar dos miembros nuevos del consejo que sean independientes. Segundo obligará a contratar un abogado para que supervise las comunicaciones públicas del emprendedor, incluida su cuenta de Twitter.

Así que podemos esperar que mejore la gobernanza de la empresa, así como a un Elon Musk extremadamente más cauto con su cuenta de Twitter. Los “Social Media” no son tan inocuos como mucho han querido creer.

No obstante, seguirá siendo Elon Musk su principal accionista y su CEO, según Barclays las acciones de Tesla tienen un premium de 130 dólares sólo porque Musk esté al mando. Hay quién afirma que al permanecer al timón no se perderá esta valoración de las acciones. Aunque seamos claros, la acción cayó unos 50 dólares sólo con la noticia de la demanda de la SEC.

Eso sí, es un buen recuerdo de que la burocracia del organismo regulador sigue en marcha a pesar de lo “molona” que pueda ser la empresa para todos los demás emprendedores tecnológicos de os últimos tiempos.

En El Blog Salmón | Tesla Motors, ¿a punto de convertirse en el mayor bluf de la Historia del automóvil? y Tesla te hará rico destruyendo a BMW y a Uber

En Xataka | Elon Musk obligado a dimitir como presidente de Tesla, además pagará una multa de 20 millones de dólares

Imagen | OnInnovation

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio