Compartir
Publicidad

Los números de Tesla de 2017 no son buenos, mientras la competencia se pone las pilas

Los números de Tesla de 2017 no son buenos, mientras la competencia se pone las pilas
30 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tesla recientemente publicó las ventas y entregas de vehículos en 2017 y sus números no son buenos, a pesar de la imagen que quieren vender. Lo que se pretende vender por parte del fabricante de coches eléctricos es que Tesla ha mejorado mucho en la fabricación del Model 3 y que está cerca de ser conseguir sus objetivos.

En realidad no tanto. Es cierto que Tesla ha conseguido acelerar la fabricación de su modelo económico, el Model 3. Es cierto que por fin se empieza a fabricar este coche a un ritmo decente, pero aun así Tesla vuelve a incumplir sus objetivos en la fabricación del Model 3, por segunda vez en un coche que se iba a empezar a entregar en el tercer trimestre de 2017.

Las entregas de Tesla de 2017, no es oro lo que reluce

Atlas Hknufo57f 2x

Durante el cuarto trimestre de 2017 Tesla sólo fue capaz de entregar 1550 Model 3. Aunque nadie esperaba que Tesla entregara los 5000 vehículos semanales a finales de 2017, la media entre los expertos consultados por Bloomberg era de 2917. Además en el tercer trimestre de 2017 se esperaba que se entregaran 1.500, pero sólo se entregaron 222 Model 3. Por cierto, algunos clientes no están muy contentos con los Model 3 que les están entregando. Tesla afirma haber entregado más vehículos en 2017 que en 2016, en concreto un 33% sumando un total de 101.312 Model S y Model X. Pero como señala Zero Hedge, en el cuarto trimestre de 2017 entregó 24.565 vehículos (modelos S,X y 3), mientras que en se periodo de 2016 entregó 24.882. Es decir, sus entregas de este último trimestre han sido un 1% inferiores.

Tesla afirma que en la última semana de 2017 alcanzaron unos números de Model 3 muy parecidos a los del objetivo, de más de 1.000 a la semana. Debido a la bajada de la producción total mencionada anteriormente uno se pregunta si en la línea de fabricación están desviando recursos de la producción del Model S y del Model X a la fabricación del Model 3, con el objetivo de acelerar la producción del Model 3. No les culpo, para empezar porque con el Model S y el Model X están perdiendo dinero.

De hecho, según Bloomberg Tesla quema alrededor de 8.0000 dólares al minuto, o lo que es lo mismo, 480.000 dólares la hora. Esto supone 16 millones al día, y al trimestre 1.400 millones de dólares, quedémonos con esta cifra porque la usaremos más adelante en nuestro análisis.

Además Tesla tiene un problema, otros fabricantes están pisando fuerte y tienen mucha experiencia fabricando coches, al contrario que Tesla que prefiere hacer las cosas a su manera.

¿Están los demás fabricantes tomando el liderazgo eléctrico?

Chevy Bolt2560 3000

Hasta ahora Tesla había sido considerado como el fabricante que está liderando el cambio eléctrico, el fabricante que va a electrizar los garajes de las familias de clase media y medio-alta. ¿Es posible? La verdad es que cuando pasamos a revisarlo, no queda tan claro.

Para empezar porque en su mercado nativo ya hay un vehículo económico que vende más unidades que el Model 3, el Chevrolet (Chevy) Bolt. Si Tesla ha conseguido entregar 2.500 Model 3, Chevrolet con un vehículo de características similares está consiguiendo mejores números. Sólo en diciembre el Chevrolet volt vendió más unidades que Tesla Model 3 a lo largo de su historia. Se vendieron 3.227 Bolts frente 1.060 Model 3. Es cierto que Tesla tiene cientos de miles de Model 3 pre-reservados, pero también es cierto que puede que estos consumidores se cansen de esperar, recuperen los 1.000 dólares que han prestado a Tesla y se vayan al concesionario de toda la vida, a por un Chevy diferente del resto. Desde que se empezaron a entregar los primeros Model 3, se han vendido más de 15.000 Bolts.

¿Pero Tesla sigue siendo el fabricante premium eléctrico con más ventas? La verdad es que depende como se mire. En 2017 BMW vendió más de 100.000 vehículos electrificados, (eléctricos e híbridos enchufables). Es cierto que no es exactamente lo mismo y que BMW no tiene tanto éxito con su i3 como Tesla, pero también es cierto que las ventas de estos vehículos del año pasado fueron de 60.000, es decir, ha conseguido un crecimiento de un 60% frente al 33% que ha conseguido Tesla. Además la marca alemana pretende vender más de 500.000 anuales para el 2020.

¿Qué hace Elon Musk mientras que los otros fabricantes le comen la tostada?

10097117944_91e67f3275_o.jpg

Dentro de que Elon Musk no se dedica exclusivamente a Tesla, sino que también fabrica cohetes espaciales en Space X, lo cierto es que Elon Musk parece estar cada vez más disperso con sus otros proyectos. Empecemos por The Boring Company, mediante la cual quiere cavar túneles en Los Ángeles que ahorren los tiempos de desplazamiento creados por los atascos en las autopistas o por el HyperLoop.

Lo cierto es que Tesla además de no llegar a fabricar los Model 3 al ritmo esperado, no para de presentar nuevos proyectos y modelos. Empecemos por los camiones que ha presentado o por el nuevo Tesla roadster, cuya versión deportiva debería de conseguir acelerar de 0 a 100 en tan sólo 1,9 segundos. No está mal presentar nuevos productos y como mínimo conseguir la atención de los medios, pero también es cierto que en algún momento hay que fabricar un coche, cambiárselo al cliente por dinero, y repetir esta acción miles de veces a la semana.

Mientras tanto Tesla no comenzará a fabricar el Model 3 al ritmo de 5.000 unidades semanales hasta mediados de 2018. Eso significa que al ritmo actual, Tesla habrá gastado 2.800 millones de dólares más para comenzar a ser rentable, aunque según Bloomberg para entonces Tesla casi se habrá quedado sin cash.

Aun así, es un objetivo más realista, aunque queda por ver si serán capaces de conseguirlo, o se volverán a retrasar el ritmo de producción “más rápido que el ojo humano”. Aunque no importa producir coches tan rápido si luego el 90% de ellos no pasan tus controles de calidad y tienen que ser arreglados antes de ser entregados a los clientes (en un fabricante como Toyota esto sucede para el 10% de los coches).

Así que el futuro de Tesla no pinta bien. Un jefe muy disperso con varios proyectos (da la sensación de que se aburre fabricando coches), una línea de producción que no acaba de funcionar y además no acaba de hacerlo bien del todo. ¿Seguirán los inversores aguantando este ritmo? ¿Qué sucederá si Tesla requiere más efectivo porque se vuelve a retrasar en sus objetivos de producción?

En El Blog Salmón | Tesla Motors, ¿a punto de convertirse en el mayor bluf de la Historia del automóvil?

En Motorpasión | Tesla rompe con los cuellos de botella: la producción del Model 3 supera las 1.000 unidades por semana

Más información | Quartz

Imagen | M 93: „Dein Nordrhein-Westfalen“

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio