Compartir
Publicidad

Softonic, auge y caída de uno de los 'unicornios' españoles de internet

Softonic, auge y caída de uno de los 'unicornios' españoles de internet
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los llamados 'unicornios' del ecosistema startup español. Durante años, Softonic ha copado los primeros lugares de compañías de internet más valoradas. Nació a principios de este nuevo siglo y antes del estallido de las puntocom y la evolución de sus cifras de negocio ha sido envidiada. Hasta este último año, que ha desembocado en un ERE para más de la mitad de su plantilla.

Forma parte de ese selecto grupo de compañías digitales o startups de la primera generación que hoy siguen en pie. Si en 1997 completaba sus primeros pasos bajo el paraguas de Intercom como un proyecto interno de la propia firma catalana, tres años después daba el salto como firma independiente bajo dicho grupo. En 2002 entraba en beneficios. Y en 2009, con los signos evidentes de crisis económica, facturaba 18 millones de euros con un beneficio de 7 millones.

En 2011, logró ventas de 45 millones de euros y en 2012 alcanzó 52 millones con unas ganancias de 29 millones. Un año después, el fondo suizo Partners Group valoraba la compañía en 275 millones de euros al adquirir el 30% de las acciones a Intercom por 82 millones de euros. Pasados un puñado de meses, y pese a anuncios importantes y la intención previa de salir a cotizar al Nasdaq norteamericano, anuncia un ERE que afectará a 300 de sus 450 trabajadores.

Su modelo de negocio

Como reconocía su fundador, Tomás Diago, en una entrevista en EFE, el modelo de negocio de la compañía ha cambiado en los últimos años. Desde vender 'CDs' con programas distribuidos en periódicos, cobrar por la descarga en servicios premium a la publicidad pura y dura. Este era su foco en la actualidad.

En Xataka explican que primero se integraban barras de herramientas para navegadores y después, en la última fase, sugiere otras descargas como antivirus. Son prácticas que en el corto y medio plazo pueden generar ingresos pero que, en el futuro, despertarán mucho rechazo por parte de los usuarios (en 2012 contaba con 130 millones de usuarios únicos).

Sus prácticas en cuanto a posicionamiento web en Google también han sido discutidas. Un posicionamiento que ha sido una de las razones esgrimidas por la compañía, junto al cambio de las condiciones de mercado, para justificar la caída. El viraje de los usuarios hacia plataformas de aplicaciones móviles de gigantes como Google o Apple es uno de sus lastres. "La caída de tráfico e ingresos se ha visto agravada por la reciente cancelación de contratos con socios importantes", explicaban.

Crecer con Google

La dependencia del posicionamiento en buscadores es casi inevitable para crecer. Sin embargo, cuando se pretende crecer de manera muy intensa a través del tráfico que genera el 'gigante' Google se acaba corriendo el riesgo de abrazar a una compañía que con un solo cambio en su algoritmo puede echar por tierra el negocio. La caída de su posicionamiento, pese a una leve mejora en el mes de septiembre, ha sido continua durante este 2014.

En el caso de Softonic, el crecimiento ha sido muy intenso en los últimos años gracias, en gran parte, a esa estrategia en buscadores. Ese crecimiento le ha llevado a engordar de manera significativa la estructura como empresa. Un tamaño que ha sido difícil de asumir cuando los ingresos se han visto reducidos en este año. No en vano, apuntan a que la facturación no superará los 38 millones de euros y el balance se teñirá de rojo por primera vez desde hace más de una década.

Pese a este tropiezo importante, la realidad es que, al menos sobre el papel, Softonic ha sido una de las compañías de internet con mejores cifras económicas. Rentables desde el año 2002, ahora se enfrentan a una nueva etapa con varios cientos de despidos. En ella, la presión ejercida por los inversores suizos por adaptar la estructura a la menor capacidad de generar ingresos se ha hecho notar.

Otros competidores

En este sector hay otros competidores. Uno de ellos es la malagueña Uptodown. Luis Hernández, cofundador de la empresa, explicaba en un artículo en su blog cómo afecta esta caída de Softonic al segmento y a su compañía. Y quiere marcar distancias señalando indirectamente algunos de los puntos débiles de la compañía catalana.

Asegura que ellos cuentan un crecimiento continuo de tráfico gracias a un mejor trato por parte de Google. Reitera su apuesta por un crecimiento "más orgánico y también más lento, con el foco siempre en el usuario" y las diferentes estrategias de monetización. "Trabajamos con márgenes de seguridad para evitar [problemas], tenemos una estructura como compañía adecuada y más del 60% del negocio es ya móvil", afirma.

Sea como fuere, la caída de Softonic ha sido un varapalo para un sector, el de las compañías digitales y startups, que ha visto cómo en este 2014 se combinan grandes caídas con importantes éxitos.

En El Blog Salmón | ¿Cuáles son las condiciones para salir a bolsa de una compañía digital? La española Softonic pone las suyas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio