Compartir
Publicidad

Ventas, empleo y salarios de las grandes empresas españolas en 2018

Ventas, empleo y salarios de las grandes empresas españolas en 2018
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El año 2018 ha quedado enmarcado para la gran empresa con un año en el que las principales magnitudes de la gran empresa (más de 250 trabajadores) han menguado su avance ante las complicaciones macroeconómicas vividas, especialmente causados por la desaceleración de la Unión Europea.

A raíz de las del informe de la Agencia Tributaria "Ventas, Empleo y salarios de las grandes empresas", exploramos la magnitud del deterioro que se ha visto en la gran empresa.

La desaceleración se impone en las ventas de las grandes empresas

El primer dato a tener en cuenta sobre la evolución de las grandes empresas es el dato de ventas, si están facturando más o menos frente al año anterior, para ver cuál es su dinámica durante el ejercicio.

Las ventas totales de grandes empresas una vez deflactadas y corregidas según las variaciones estacionales que se integran en el calendario crecieron un 2,5% frente a diciembre del año anterior y, al cierre del ejercicio el crecimiento fue del 3%, lo que supuso hasta 7 décimas menos frente al dato registrado en 2017.

Ventas

Para el conjunto del año las ventas interiores avanzado un 2,8%, tres décimas menos que en 2017. Si hay un dato a destacar son las ventas de capital que el crecimiento fue superior incluso al del año anterior, un 4,7% frente al 2,5% del 2017, con las mejoras tanto de equipo y software (+5%) como en la construcción (+4,2%).

Tasa Interanual

Si nos fijamos en el valor añadido bruto, diferencia entre las ventas y las compras que hace la empresa, subió un 3,3% frente al 4,6% que crecieron en 2017, según los últimos datos reportados por el Banco de España hasta septiembre de 2018. El PIB de la UE ha experimentado una expansión del 1,4% en el cuarto trimestre del año, lejos del crecimiento del 2,6% de diciembre de 2018.

Desde el punto de vista del exterior la evolución de las exportaciones de las grandes empresas que experimentaron un incremento del 4,1% durante el año, quedando por debajo del dato del 5,5% que se vió en 2017.

El principal deterioro de las exportaciones viene fundamentado por el hundimiento a las exportaciones dirigidas a la Unión Europea que crecen a una tasa del 1,8% frente a la tasa del 2,4% del año anterior. El bloque europeo ha ralentizado su crecimiento y en el año 2017 las exportaciones avanzaban a un ritmo del 2,4% en 2018 han caído seis décimas hasta el 1,4%

European Union Gdp Annual Growth Rate

Durante la primera parte del año el crecimiento de las exportaciones se situaba a una tasa estable del 5% pero a partir de la segunda mitad del año se ha ralentizado notoriamente el crecimiento, con una pérdida cercana a los 2 puntos porcentuales.

Se aprecia como el clima de desaceleración está pasando factura a las exportaciones de las grandes empresas aunque su exposición a China (2% de las exportaciones españolas) y Estados Unidos (4,5% de las exportaciones españolas) que protagonizan la guerra comercial es más bien limitada.

Salarios estancados que pierden poder adquisitivo

El crecimiento de los salarios de las grandes empresas han visto un avance muy discreto. Según los datos de Hacienda, la retribución media bruta las grandes empresas se incrementó un 0,8% durante 2018.

Dendimiento

Este dato queda por debajo de la subida media pactada en convenio del 1,75% y también, como hecho especialmente relevante, el dato se encuentra por debajo del avance de la cesta de la compra durante el ejercicio que fue del 1,2%.

Ipc

Es decir, 2018 ha sido un año de pérdida de poder adquisitivo para el trabajador medio de la gran empresa pues ha perdido 0,4 puntos porcentuales de poder adquisitivo.

A pesar de esto, los datos de 2018 reflejan un incremento de cerca de un punto por encima del avance que se observó en el año 2017 (-0,1%). El cambio de tendencia se empezó a apreciar en los últimos meses de 2017 y se consolidó a lo largo de todo el 2018, a pesar de los incrementos algo inferiores que se registraron en el segundo trimestre.

A pesar del tímido avance de los salarios en las grandes empresas hay que recordar que, según los datos del INE referentes al periodo de 2017, el salario medio bruto anual en las grandes empresas de 200 o más empleados es, en promedio, un 52,8% superior al de las pequeñas empresas de menos de 50 trabajadores.

El empleo pierde impulso

Al mismo tiempo, el número de perceptores de rendimientos del trabajo, que es un indicador similar al empleo asalariado, ha registrado un incremento del 3,1% en lo que va de año, un descenso de cinco décimas frente al mismo dato del año anterior.

Las grandes empresas con más de 250 trabajadores, aportan un tercio del empleo de la Unión Europea. Y en el caso de España, tienen un peso sobre el total del empleo del 27%, por lo que su incidencia es notoria en el empleo.

Al mismo tiempo, estamos viendo que los efectos de la desaceleración se extienden al mercado general del trabajo. El pasado mes de enero, el desempleo se incrementó en 83.464 personas. Y si bien enero siempre es un mes negativo para el desempleo, este aumento es el mayor desde el año 2014.

Sucede lo mismo con los datos de la Seguridad Social, que se anotó en enero una caída de 204.865 personas, siendo la mayor caída en este mes desde el año 2013, en que bajó en 263.243 trabajadores.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio