Publicidad

Amazon decide cuándo un libro no es un libro

Amazon decide cuándo un libro no es un libro
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una vez más vemos a una multinacional operando en España con asesores fiscales muy ágiles que les está permitiendo maniobrar para ofrecer sus 'productos' de la mejor forma posible para minimizar los impuestos que pagan.

Estas empresas ya nos han demostrado, en varios países europeos, la ventaja de situarse en lugares fiscalmente atractivos mientras hacen negocios en el resto de países países, aparentemente sin trabas y pagando el mínimo de impuestos. La ventaja para Amazon parece ser que pagarían el impuesto de 3% de su país de sede y se ahorrarían el 21% español que tendrían que pagar por vender el libro en España.

Vemos un ejemplo de este tipo de maniobra fiscal con la designación, por parte de Amazon, de los libros electrónicos como servicios y no productos. Cómo cliente, este tipo de designación me trae varias preguntas, aparte del ahorro de los impuestos por parte de la empresa, como por ejemplo las siguientes:

  • ¿Lo llaman servicio porque sólo te permiten leerlos y no poseerlos?
  • ¿Existe peligro cara al futuro de que me limitan las veces que puedas leerlos?
  • ¿Exite peligro que limitan el periodo que me dan para leerlos, como hacen algunas empresas de streaming de películas?
  • ¿Eso quiere decir que es licencia pero no propiedad para el que compra?
  • ¿Eso quiere decir que si tienen algún problema con un cliente pueden bloquerle y cortar su acceso a los libros 'alquilados'?

Sobre el tema fiscal, ya he propuesto lo que hay que hacer en estos casos de empresas que buscan minimizar los impuestos que pagan en países donde operan:

La manera de resolver esta práctica de reducir impuestos a través de mover ingresos a los entornos donde hay impuestos bajos es como sigue. Si una empresa actúan en el país, el primer paso es estimar un impuesto para esas actividades y cobrarles impuestos como si sus ingresos se generaron en el país. Si estas empresas pagan impuestos para esos mismos ingresos en algún otro país, estas deben demuestrar cuánto han pagado, y esta demostración debe ser con documentos del país receptor de los pagos. Si demuestran estos otros pagos, las empresas recibirán un crédito, pero sólo por la cantidad pagada en otras jurisdicciones, hasta el limite de lo que les hemos cobrado nosotors. Si las empresas no demuestran que han pagado, con documentos legales de las autoridades fiscales de los países donde han pagado, no recibirán crédito.

Siguiendo mi propuesta, pagarían el 21% en España y se les devolvería el 3% que pagarían en Luxemburgo, eso si, si situamos a ese país en la lista de paraisos fiscales, las autoridades españolas se ahorarían ese 3%. ¡Ya está bien de competencia desleal!

La Unión Europea ha atacado estas maniobras fiscales exigiendo que el impuesto que se pague sea el del país donde está situado el comprador. Eso es algo, aunque han decidido introducirlo para 2015...por qué no, no hay prisa... Los políticos son iguales, tanto en España como en Europa, tomar decisiones y retrasar su aplicación, no se entiendo por qué. No obstante, siguen habiendo los que buscan transferirles más de nuestros poderes.

Actualización: Como han dicho algunos de los comentaristas, es verdad que la Unión Europea se ha lucido con su designación de los libros electrónicos como servicio y no Amazon. Reitero mi crítica final de que, cuando toman decisiones, retrasan su introducción siguiendo el criterio tipicamente político de que 'no hay prisa'. Por otra parte, es necesario que aclare que el 21% que menciono en el artículo es IVA y los 3% son los impuestos de sociedades reducido del cual se beneficia Amazon por establecer su presencia en Luxemburgo. Las preguntas que hago a Amazon como cliente siguen válidas, como también es la propuesta de cómo tratar los impuestos a empresas de fuera que operan aquí.

Vía | Economía Digital En El Blog Salmón | Google, Amazon y Starbucks o la incapacidad política para evitar los abusos fiscales, Muchas empresas multinacionales pagan pocos impuestos, ¿Deberían las grandes multinacionales pagar sus impuestos en España?, El G20 busca cómo conseguir que empresas paguen sus impuestos, Francia contra Amazon, una mala idea y Amazon entra en España, los comerciantes no se cruzarán los brazos Imagen | scobleizer

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir