Compartir
Publicidad

El equilibrio de las cuentas públicas tendrá que esperar a 2016

El equilibrio de las cuentas públicas tendrá que esperar a 2016
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quizás uno de los puntos más significativos tocados hoy en el nuevo cuadro macro del Gobierno sea el que se refiere a la reducción del déficit público. A la espera de que la nueva senda de equilibrio presupuestario sea ratificada por Bruselas en la reunión del Consejo Europeo que se celebrará a finales de mayo, el Gobierno ha decidido aplazar a 2016 el desequilibrio de las cuentas públicas.

En concreto, la consolidación fiscal que España prevé para este año fija el déficit público en el 6,3 % del PIB, lo que significa una reducción de casi siete décimas frente al déficit oficial de este año, que ascendía al 6,98 % si no tenemos en cuenta el rescate al sector financiero. El plan de consolidación fiscal de la Comisión Europea fijaba el objetivo de este año en el 4,5 %, lo cual era prácticamente imposible de alcanzar dada la coyuntura actual. Las previsiones del Gobierno pasan porque el próximo año, 2014, el desequilibrio de las cuentas públicas sea de 5,5 % sobre el PIB. En 2014 el desajuste se situaría en el 4,1 % y, finalmente, alcanzaría el 2,7 % en 2016, año en que se rebajaría la cifra del déficit por debajo del 3% impuesto por Bruselas para equilibrar las cuentas públicas.

Esta nueva senda de ajuste presupuestario es mucho más factible que la propuesta con anterioridad, si bien, peca de un extraordinario optimismo si la comparamos con las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para nuestro país. Según este organismo, el desequilibrio de las cuentas públicas españolas sólo se reducirá al 6,6 % durante este año y volverá a aumentar tres décimas, hasta el 6,9 %, en 2014. Además, pronostican que el déficit seguirá en niveles superiores al 5,5 % hasta 2018.

¿A quién debemos creer, al Gobierno o al FMI? En ausencia de reformas y teniendo en cuenta la poca credibilidad que ha demostrado nuestro Gobierno en los últimos meses, sin duda, yo me inclino por confiar más en las previsiones del FMI.

En El Blog Salmón | ¿Dónde están las reformas que nos sacarán de la crisis?, Nuevo cuadro macroeconómico, el Gobierno cede (en parte) a la realidad y La resignación del Gobierno con el empleo: más paro en 2015 que en 2011… ¿Es admisible? Imagen | World Economic Forum

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio