Compartir
Publicidad

La Unión Europea quiere coordinar y castigar

La Unión Europea quiere coordinar y castigar
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En una de sus reuniones regulares de los ministros europeos de finanzas han concluido varios objetivos para que, en el futuro, los gobiernos sean más rápidos, más coordinados y más eficientes en sus actuaciones conjuntas.

Parte importante de lo que buscan es que las políticas económicas de los estados miembros sean sólidas y sostenibles y, con eso, tendrán menos probabilidades de llevarnos a los problemas que hemos vivido estos meses.

De sus reuniones se fijaron cuatro objetivos principales para el futuro, que son los siguientes:

  1. Máyor disciplina presupuestaria.
  2. Buscar formas de reducir las divergencias competitivas entre las distintas economías.
  3. Establecer mecanismos efectivos para la gestión de futuras crisis.
  4. Reforzar el gobierno económico para poder responder de forma más rápida, coordinada y efectiva a futuras crisis económicas.

Una parte importante de lo que quieren acordar es que, cuando gobiernos estén siguiendo políticas económicas que sus homólogos no consideran sostenibles, que haya formas de conseguir que estas se modifiquen e, incluso, si fuera necesario, acompañado con castigos por incumplir los compromisos europeos.

Esto es lo que acordaron recientemente en la primera de estas reuniones conjuntas, más y mejor vigilancia y penalidades por incumplimiento con lo establecido conjuntamente.

Me llaman la atención dos temas de estas reuniones, hasta ahora. El segundo tema de esta lista de objetivos es interesante porque, suponiendo que no quieren igualar la competitividad de las economías hacia el peor país, puede ser una forma de acentuar la competitividad de los países europeos donde los peores aprenden de los mejores y eso beneficiará a todos. Hace tiempo que lo estamos pidiendo.

El otro tema que me llama la atención es el deseo de establecer una supervisión europea con dientes. Es decir, si países empiezan a flojear en sus políticas económicas, sus socios europeos podrán castigar a los que fallan en sus obligaciones hacia el Pacto de Estabilidad.

Recuerdo que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea, empezó a funcionar en 1997 y que fué una parte clave del acuerdo que llevó a la introducción del euro. Desde 1997, los países han tenido la obligación de seguir políticas económicas sostenibles, con la amenaza de que sus socios les llamen la atención.

Mucha atención fue llamada y pocos dientes se han demostrado llevándome a concluir en estas páginas hace mucho que el pacto de estabilidad era de goma.

Por esas épocas, los que infringían sus obligaciones de, por ejemplo, mantener sus déficits públicos por debajo del 3% del PIB eran los países grandes; Francia, Alemania e Italia. No había nadie que les impusiera castigos por infringir repetidamente sus obligaciones.

Ahora que los que están más débiles son otros, el Pacto recobra su interés como arma de castigo. Otro caso más de imponer castigos pero sólo cuando van dirigidos a otros.

Vía | BBC News (en inglés) En El Blog Salmón | Schäuble: "El mercado está fuera de control", La crisis de Grecia traerá mayor integración económica de la UE y El nuevo presidente europeo quiere controlar las políticas económicas Imagen | futureatlas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos