Compartir
Publicidad

Los padrinos de los especuladores

Los padrinos de los especuladores
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Presidente de la Reserva Federal estadounidense (la Fed), Ben Bernanke, y Jean-Claude Trichet, Presidente del Banco Central Europeo (BCE), acompañados por todos los presidentes y gobernadores de bancos centrales que les están imitando.

Como se ha hablado en estas páginas en el anterior artículo, la reducción de intereses por parte de la Fed es un movimiento más de otro banco central que tomó por sorpresa a los mercados y respondiendo, una vez más, a las necesidades y a las peticiones de los especuladores.

Las acciones del BCE la semana pasada, que inició esta carrera de los bancos centrales a la ayuda de los especuladores, también fueron inesperadas, con su precipitación y torpeza.

El único banco central que no sucumbió a las peticiones de los especuladores, a pesar de las presiones recibidas, fue el Banco de Inglaterra (BDI). No solo eso, pero hace dos días decidieron mantener el nivel de los intereses con un voto de 9 a 0, en contra de bajarlos, la primera vez que todos los miembros votaron juntos desde mayo de 2007.

El gobernador del BDI, Mervyn King, dijo:

Interest rates are not a policy instrument for protecting unwise lenders from the consequences of their past decisions,” he said. “We are certainly not going to protect people from unwise decisions that they have made before.

Es decir, que la responsabilidad de los bancos centrales es proteger en contra de la inflación y modificar el nivel de interesas para ese objetivo. Si cumplen, la economía será estable y con crecimiento. Bueno, también pueden actuar si el sistema financiero está en peligro, no un puñado de especuladores.

Los especuladores que jueguen en los mercados si quieren, pero no deben esperar que los bancos centrales estén ahí para salvarles cuando las cosas no les salen bien.

El problema es que la forma en que los bancos centrales lo están haciendo, moviendo más rápido y más inesperado que el mercado mismo espera, hace que el mercado lógicamente concluya como hicimos esta mañana:

Desde luego que una crisis financiera haga tomar decisiones a los bancos centrales sobre los tipos de interés sólo puede significar una cosa: la crisis es grave.

Como hablamos ayer, parece que ganar dinero y recibir sueldos millonarios es fácil cuando los mercados van bien. De la forma que se están haciendo las cosas, parece que los bancos centrales entran a ayudar a los especuladores cuando las cosas les van mal. ¡Muy peligroso para la solvencia de los mercados y de las economías!

Vía | y Bloomberg (en inglés) En El Blog Salmón | La Fed baja por sorpresa la tasa de descuento y las bolsas se disparan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos