Compartir
Publicidad

Prof Krugman quiere volver a como estábamos antes

Prof Krugman quiere volver a como estábamos antes
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que estalló la crisis, el profesor Paul Krugman ha sido uno de los líderes del grupo keynesiano que pedía gastos estatales para salvarnos de las dificultades económicas. Como se ha hablado en estas páginas, y no una vez pero varias veces sigue pidiendo gastos sin preocupación, ya que tiene confianza que el crecimiento nos resolverá el problema de la creciente deuda pública, sin cuestionar que la intromisión de los gobiernos en la economía entorpece ese mismo crecimiento que busca para salvarnos del desastre financiero de las cuentas estatales.

Sus amigos keynesianos en el Fondo Monetario Internacional han respaldado esta estrategia de despilfarro desde el principio aunque, de vez en cuando, dicen que debemos empezar a pensar en reducir estos gastos indiscriminados, aunque sin prisas.

No parecía que el profesor Krugman tenía pensado un fin en su deseo de gasto continuo por parte de los gobiernos. Pues ahora nos ha indicado cuándo estaría satisfecho que tanto despilfarro se podría reducir.

Lo que busca el profesor Krugman es que los gobiernos deben gastar y gastar hasta que las economías vuelvan al camino de crecimiento anterior. Ha hecho un cálculo teórico de donde estaría la economía en estos momentos si no hubiera existido la crisis y quiere que los gobiernos sigan con su despilfarro hasta que volvamos a la línea de crecimiento anterior, como si no hubiéramos dejado esa línea de crecimiento contínuo.

Por lo menos vemos que puede haber fin a su fomento del despilfarro, algo es algo.

Un problema de este deseo del profesor Krugman de tanta intromisión en el sector privado de los gobiernos, intromisión que quiere que continúe, es que no está nada claro que llegaremos a ese punto teórico que quiere el profesor Krugman. La economía no actúa de forma eficiente y productiva cuando el gobierno toma el papel del sector privado, como ya he explicado en estas páginas muchas veces.

Otro problema es que esta preferencia del profesor Krugman supone que el camino en el que estábamos antes, de tanto consumo y de crecimiento sin fin, era sostenible y deseable. Algo que he cuestionado en estas páginas muchas veces.

Está claro que el problema medioambiental nos estaba presentando limitaciones hace tiempo a los crecimientos indiscriminados y sin fin de los países ricos. Por otra parte, si añadimos las aspiraciones naturales y las necesidades fundamentales de crecimiento de los pobres, la insostenibilidad está aún más claro, por lo menos para algunos de nosotros.

En estas páginas, he hablado mucho de la necesidad de cambiar la forma de estructurar cómo se trabaja, la necesidad de productividad, y la necesidad de dar flexibilidad a la fuerza laboral para elegir qué forma de trabajar prefiere. No estoy convencido que todos queremos trabajar el máximo de la semana y estar atado al lugar de trabajo de la mañana a la tarde, todos los días, con el objetivo de poder consumir más y más. Muchos si buscan ese resultado y quieren poder hacer lo que sea para conseguirlo, pero muchos no y deben también tener la flexibilidad de elegir.

Necesitamos más flexibilidad de la forma de organizar nuestras empresas. Es esencial ya ver menos gasto público, no sólo para empezar a reducir la deuda pública pero para poder volver al crecimiento sostenible, que la creciente intromisión en el sector privado de los gobiernos está entorpeciendo. Pensar en volver a la línea de crecimiento anterior, como busca el profesor Krugman, demuestra que, con la crisis, no hemos aprendido nada de nada.

Vía | Profesor Paul Krugman (en inglés) En El Blog Salmón | Paul Krugman dice que el crecimiento pagará la deuda, Krugman: "Hay que sostener la demanda" y Paul Krugman pide más despilfarro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos