Publicidad

Rectificar es de sabios

Rectificar es de sabios
37 comentarios

Publicidad

Publicidad

Pero parece que los sabios no abundan en este Gobierno, tras casi un año y medio en el poder preocupándose de la deuda y de contener el déficit, hemos conseguido que la prima de riesgo ya no esté en portada, pero ni mucho menos ha desaparecido o disminuido la deuda, y el déficit, a pesar de los recortes de derechos, sigue ahí.

Impuestos

Subir los impuestos para aumentar la recaudación en un momento de retracción brutal del consumo es una medida que ya ha demostrado su inefectividad con el anterior Gobierno, y que contrariamente a lo que el actual Gobierno parece creer, no depende del color del Gobierno que aplique la medida, la medida es inadecuada, rectificar es de sabios, repetir el mismo experimento esperando resultados diferentes, es del género tonto.

Que la carga fiscal que tiene que soportar un trabajador asalariado medio, de los pocos que quedan, ronde el 50% de su salario entre lo que se le carga en el IRPF y lo que se le carga en el IVA de todo lo que compra, no da para reactivar ningún consumo. Pero aquí tampoco vemos rectificaciones.

Empleo

Facilitar los despidos, crear múltiples tipos de contrato para que "el empresario sepa lo que quiere", cuando está claro que quiere lo que queremos todos, tener más por menos, nos está llevando por mal camino, menos gente trabajando más horas por menos dinero, significa menos cotizantes y cotizaciones más bajas, ergo menos ingresos para el estado, y la solución, como he comentado en el punto anterior no pasa por subir impuestos.

Cuando un tercio de la población tiene que mantener a los otros dos tercios, si a ese tercio le recortas poder adquisitivo (además de derechos) con qué va a mantener a nadie. Urge una rectificación en este campo. Simplificar los tipos de contrato, mejorar las condiciones laborales y los salarios.

Pensiones

Directamente relacionado con el punto anterior está el tema de las pensiones, que haya gente que por no llegar a un mínimo de años cotizados no cobre pensión, para poder darle una pensión a quien no ha cotizado nunca, no parece muy equitativo, y solo incita a trabajar sin aportar al sistema.

Que tenga que trabajar más años un trabajador que no está en su mejor momento, ocupando un puesto que bien podría ocupar un desempleado más joven (de 50 años por ejemplo) tampoco es solución.

Que para el cálculo de las pensiones se tengan en cuenta cada vez más años, con el claro objetivo de reducir la cuantía de la prestación, es una solución fácil, desde luego más fácil que crear empleo de calidad, pero deja a los jubilados en una situación aún más precaria, pero en esto tampoco se ve que vayan a rectificar.

La clave

La clave está en generar empleo de calidad, adecuar el nivel de impuestos a lo que se puede pagar y no a lo que se pretende (y no se consigue ni se conseguirá) recaudar. La recaudación es mayor si hay dos cotizantes pagando 50 que si hay uno solo pagando 75, y aunque parezca que la solución es hacer que ese cotizante pague 110 o 120, eso no es solución porque ese cotizante además de pagar tiene que vivir y con precios en alza, impuestos en alza y salarios a la baja, vivir se hace imposible, y cuando haya cero cotizantes, da igual lo que tengan que pagar... será cero lo que paguen.

En El Blog Salmón | ¿Quién soporta el peso de este país?, Nuevo cuadro macroeconómico, el Gobierno cede (en parte) a la realidad, La resignación del Gobierno con el empleo: más paro en 2015 que en 2011... ¿Es admisible?, Paro, déficit y deuda: estamos peor que al principio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir