Compartir
Publicidad

Si pudiera, elegiría nacer en un país sin recursos naturales

Si pudiera, elegiría nacer en un país sin recursos naturales
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Son los recursos naturales buenos para que un país sea rico? Si uno lo piensa, en igualdad de condiciones los países con muchos recursos naturales estarían en una fuerte ventaja respecto a los países con ninguno. Los países sin recursos naturales sólo tendrían la capacidad de sus ciudadanos de ganarse la vida, mientras que los países con recursos naturales además tendrían recursos que explotar. Bien, en la práctica esto no sucede así.

De hecho, teniendo en cuenta como sucede en la realidad, parece que es mejor un país con pocos recursos naturales que uno con mucho recursos naturales como país en el que vivir. A este fenómeno se le conoce como la “Paradoja de la Abundancia” o la “Maldición de los recursos”. Básicamente se refiere a la paradoja de que en muchos países con abundantes recursos naturales acaban teniendo un nivel de desarrollo inferiores a los demás países desarrollados. De hecho, incluso a veces a pesar de tener abundantes recursos acaban siendo pobres. La maldición de los recursos (Resource Curse), fue un término acuñado por el economista Richard Auty en un libro en 1993.

Por ejemplo, los diez países con más reservas de petróleo son; Venezuela, Arabia Saudí, Canadá, Irán, Iraq, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Libia y Nigeria. En cambio, sólo Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Canadá aparecen entre los 30 países con mayor renta per cápita del mundo. De hecho algunos lugares de la lista de los países con petróleo tienen serios problemas económicos. En cambio otros países de esa lista, como Luxemburgo, Macao, Singapur, Irlanda, San Marino, Suiza, Austria, Taiwan, Dinamarca, Bélgica o Japón son países que no destacan para absolutamente nada por sus recursos naturales. ¿Cuál es el motivo?

Se han estudiado muchos aspectos por lo que esto puede suceder. Por ejemplo se habla de la “Enfermedad Holandesa”, que hace que al encontrarse recursos, la moneda se aprecie excesivamente y por este motivo se reduzca la capacidad de exportar del país, dependiendo aún más de los recursos naturales. También se ha hablado de los problemas que supone la volatilidad de los precios de las materias primas.

Wakanda y Petróleo

Pero también es cierto que se ha demostrado que los recursos naturales incrementan el riesgo de conflictos violentos, de las posibilidades de guerra civil y la corrupción. La presencia de los recursos naturales permiten financiar los mismos así como la corrupción que muchas veces generan los recursos los alienta.

Wakanda es un país ficticio del universo de Marvel en el que sucede buena parte de la acción de la película de Marvel: Black Panther. Recientemente la Foundation for Economic Education (un Think tank de ideología libertaria) ha publicado el vídeo que acompaña estas líneas explicando por qué aunque Wakanda tuviera el vibranium, su sistema político (una monarquía feudal a la que se puede suceder al rey mediante un combate a muerte y sin ningún tipo de control democrático) junto a una economía dependiente de un único recurso (el vibranium, un metal de origen extraterrestre) supondría que muy probablemente la situación no haría de Wakanda un país rico. Cierto que el actual monarca T’challa es un gran gobernantes, pero si fuera destituido o perdiera su estabilidad mental la situación cambiaría a peor para los habitantes de Wakanda.

Aparte de los conflictos por el control de los recursos, muchas veces sucede que se limita el acceso a los mismos a aquellos que ostentan el poder, a los que sobornan a los poderosos o a sus familiares y amigos. Así que es muy probable que Wakanda no fuera el país rico que se nos muestra en la película y los comics, especialmente si su economía y gobierno es como se nos muestra.

Hay excepciones

Por supuesto existen excepciones a esta situación de países que no tienen (o no parecen tener de momento) problemas a pesar de sus abundantes recursos naturales. Por ejemplo en la lista anterior de países ricos destacaba Qatar, que aunque no tiene abundante reservas de petróleo, si las tiene de gas Natural. También están Brunei, Kuwait o Noruega, este último siempre se ha considerado un ejemplo de cómo gestionar los ingresos procedentes del petróleo (en pocas palabras: infraestructuras e inversión).

Otros ejemplos de países a los que le va bien gracias a sus recursos naturales son Canadá y Australia, siendo el segundo una demostración de que no son necesariamente recursos energéticos los que son necesarios.

De hecho, históricamente se habla de que los recursos carboníferos en Alemania y Reino Unido ayudaron a la revolución industrial, y que la falta de estos recursos en España hizo que esta llegara más tarde. Pero hoy en día con el comercio global bien expandido, creo que no es la falta de recursos naturales la que impide que se desarrolle una nación. En Europa y China apenas tenemos petróleo y no por ello dejamos de tener grandes empresas petrolíferas, industria de plásticos y coches por nuestras calles y carreteras (tanto que la contaminación procedente de los mismos se considera un problema).

Así que, claramente parece que los recursos naturales no son absolutamente determinantes para el desarrollo de los países. De hecho parece que hasta podrían ser contraproducentes para el desarrollo de los mismos si no hay una gestión excepcional de los mismos. Desde luego, como vimos a la semana pasada el petróleo no le está sirviendo de nada a Venezuela que tiene problemas graves.

En El Blog Salmón | Subidón en los precios del petróleo que alcanzan máximos en los últimos tres años y ¿Cúal es la relación entre los precios del petróleo y la inflación en España?

Más información | Bloomberg

Imagen | hakonthingstad

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio