Compartir
Publicidad
Publicidad

A pesar de la mejora de la economía, los receptores de la renta mínima de inserción crecen un 28%. Toda la información

A pesar de la mejora de la economía, los receptores de la renta mínima de inserción crecen un 28%. Toda la información
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El año 2014 fue el primer año de una leve recuperación del PIB y del empleo en nuestro país. Sin embargo, esta mejoría no se ha visto reflejada en los colectivos sociales más desfavorecidos, entre los cuales se encuentran las familias sin recursos.

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, del año 2015, el número de perceptores de las rentas mínimas de inserción, o RMI, han aumentado un 28 por ciento hasta alcanzar a los 789.672 personas, incluyendo los titulares y las familias dependientes de estos titulares.

Nos podemos preguntar: ¿Cómo ha sido la evolución de los perceptores de la RMI durante la última década? ¿Ha aumentado el gasto en la RMI en la misma proporción que el aumento de perceptores? ¿En todas las comunidades autónomas se percibe la misma RMI?

Los perceptores de la RMI han ido creciendo desde el inicio de la crisis

Las rentas mínimas de inserción (RMI) consisten en ayudas asistenciales a las personas que no tienen ningún tipo de recurso, reconocidas y gestionadas por cada una de las comunidades autónomas que han ido aumentado hasta llegar a las 789.672 personas, como se puede ver en la gráfica “Evolución de los perceptores de RMI de 2002 a 2015”:

Evolucion Perceptores Rmi

El aumento del año 2014 a 2015 de los perceptores de la renta mínima de inserción (RMI) ha sido del 28 por ciento, pero desde el año 2007 ha habido un aumento del 163,44 por ciento. Esto ha sido provocado por los efectos de las crisis que todavía están afectando a las familias españolas.

El mayor aumento lo han registrado el colectivo de familiares dependiente de un titular de una renta mínima, que ha aumentado un 32 por ciento hasta llegar a los 466.266 personas, es decir, uno de cada cuatro eran menores de edad. Mientras que el número de titulares de una renta mínima de inserción ha aumentado un 22 por ciento hasta llegar a los 33.406 personas.

El aumento de las personas que reciben este tipo de ayudas ha aumentado ya que las comunidades autónomas han dedicado más recursos. Han destinado alrededor de 1.559 millones de euros en rentas mínimas de inserción, es decir, un 16 por ciento más que en 2014.

El gasto del 2015 de la RMI ha crecido la mitad que los perceptores

Durante el año 2015 se situaron en una media de 435,80 euros mensuales las rentas mínimas de inserción para los titulares y en promedio de 671,54 euros al mes de media para las unidades familiares como se puede ver en la gráfica “Rentas mínimas de Inserción por CC.AA. En 2015”:

Rmi Por Ccaa 2015

La principal causa de este aumente ha sido todavía el gran número de parados que no cobran ni prestación contributiva ni asistencial, en el 2015 se situaba en el 54 por ciento, y que también habían agotado otros programas como el 'Prepara' o el 'Programa de Activación de Empleo'.

El gasto ha crecido la mitad de lo que ha crecido el número de perceptores, se ha traducido en que el gasto medio por beneficiario ha aumentado en 22 euros. Se han pasado de los 1.492 euros por beneficiario al año, de media en 2014 a 1.514 euros anuales año después, apenas un aumento del 1,11 por ciento como se puede ver en la gráfica “ Variación de las rentas mínimas de inserción los años 2014 y 2015 por CC.AA.”:

Variacion Rmi 2015 Y 2015 Por Ccaa

Esto se puede observar en las comunidades autónomas en las que más ha aumentado el número de perceptores. En Andalucía donde los perceptores de esas ayudas y sus familias se han duplicado en solo un año, el gasto medio por beneficiario ha descendido un 55 por ciento, ya que la renta ha sido la misma en el 2014 que en el 2015.

En Canarias, en el número de perceptores con la renta básica de inserción (RMI) ha aumentado un 68 por ciento al tiempo que el gasto por perceptor ha disminuido un 11 por ciento. En el País Vasco, a pesar de ser la segunda comunidad autónoma más generosa en el importe de las ayudas, el número de perceptores ha aumentado un 34 por ciento y el gasto medio ha disminuido un 16 por ciento.

Las diferencias entre el gasto medio por cada perceptor en función de la comunidad autónoma donde resida son muy dispares. Una persona sin recursos que vive en el País Vasco recibe 6 veces más dinero por la renta mínima de inserción (RMI) que otra que resida en Castilla La Mancha.

Aunque esta diferencia entre comunidad autónomas ha disminuido un 23 por ciento respecto al año 2014 debido a la disminución del gasto en el País Vasco, ya que los residentes de Castilla La Macha siguen recibiendo los 514 euros de media mensuales.

En El Blog Salmón | La economía ha vuelto al nivel pre-crisis pero no en empleo ni en sueldos

Imagen | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos