Publicidad

El Impuesto a las Grandes Fortunas: La propuesta de Unidas Podemos que expulsaría a los grandes capitales de España

El Impuesto a las Grandes Fortunas: La propuesta de Unidas Podemos que expulsaría a los grandes capitales de España
42 comentarios

Son tiempos difíciles, un fuerte de shock económico azota la economía española que se ve arrastrada por una crisis sin precedentes durante este siglo, que impactará en una caída de los ingresos públicos y una subida del gasto público, generando un fuerte déficit fiscal.

Partiendo de esta base, desde Unidas Podemos, han visto su oportunidad para intentar colar un impuesto aplicado a las grandes fortunas, su particular doctrina del shock.

Hay que tomarse en serio este tipo de medidas, debido a que está iniciativa parte de uno de los miembros del actual gobierno de coalición, el contexto es muy apropiedo, y, por lo tanto, existe una fuerte influencia en el diseño de esta política impositiva.

La creación del Impuesto a las Grandes Fortunas

Desde Unidas Podemos, proponen la creación de este impuesto a las grandes fortunas en sustitución del Impuesto de Patrimonio. Una medida que ya quedaba recogida en su programa electoral en el punto 261, con el objetivo final de que recaiga sobre los 1.000 patrimonios más elevados de España.

La propuesta detallada sería la siguiente. La vivienda habitual hasta los 400.000 euros quedaría exenta del pago de este impuesto. Se grabaría el 2% para patrimonios netos a partir de un millón de euros, el 2,5% a partir de 10 millones de euros, el 3% a partir de 50 millones de euros y el 3,5% en los patrimonios de 1.000 millones de euros.

Los objetivos recordatorios de esta medida serían un punto del PIB español, lo que significaría alrededor de 11.000 millones de euros una vez aplicado. Y se considera una propuesta similar a la que actualmente se está proponiendo desde la Unión Europea

La problemática de esta medida: Números irreales y expulsión de grandes patrimonios

La razón que subyace este cambio de impuestos -Impuesto de Patrimonio por Impuesto a las Grandes Fortunas-, sería anular a las comunidades autónomas para que no puedan bonificar este impuesto. En otras palabras, que no pueda existir un contrapeso desde la administración intermedia que no coincida con esta política, como es el caso de la Comunidad de Madrid.

Por lo tanto, estaríamos hablando de una política impositiva absolutamente centralizada. Recordemos que desde el PSOE se ha buscado la manera de tratar de centralizar el Impuesto de Patrimonios y, al no ser posible, un cambio de cromos podría ser la escusa para lograr sus objetivos.

Desde Unidas Podemos se pretende vender esta medida como un hecho extraordinario para combatir los actuales efectos de la crisis, la han apodado como la tasa de reconstrucción. Pensemos que para este año, iríamos a un déficit superior al 10% del PIB y con una recaudación del 1% del PIB conseguiríamos paliar relativamente los grandes desequilibrios que veríamos para este año y los siguientes.

fiscalidad

Sin embargo, estos objetivos recaudatorios no serían tales. Hay que tener en cuenta que las cifras estimadas por el socio de coalición serían 10 veces superiores a lo que se recauda actualmente por el Impuesto de Patrimonio que se encuentra en los 1.112 millones de euros.

Es decir, se pretende recaudar sustancialmente más, en un contexto en el que la bolsa española ha caído un 30% en lo que va de año, afectando la valoración patrimonial que se realizará para estos grandes inversores. Tiene muy poco sentido.

Pero los problemas van mucho más allá los objetivos recaudatorios sobrestimados... En una situación en la que España debería, más que nunca, ser atractiva para atraer capital, en un entorno en el que los inversores acuden a valores refugios, se pretende expulsar los capitales con medidas de este calibre. No tiene ningún sentido esta política confiscatoria, especialmente en este momento preciso.

Si verdaderamente Unidos Podemos apuesta por la reconstrucción del país lo lógico sería tratar de atraer los máximos capitales para evitar la destrucción del tejido empresarial español que ya está afectando a la economía y el empleo. Si se llegará a implantar este tipo de medidas, España no ofrece absolutamente nada a los grandes inversores que quieran permanecer el país, solo "palos".

España se quedaría rezagada para atraer capitales

Es curioso este tipo de medidas, cuando España está rodeada por Gibraltar, Andorra y, también Portugal que ha llevado a cabo medidas específicas para atraer capitales.

El caso de Portugal, con el Gobierno del socialista Antonio Costa, ha logrado gran fama internacional para que los grandes patrimonios que se conviertan en residentes. Alrededor de 28.000 personas, incluidos unos 9.000 pensionistas, se han mudado a Portugal bajo el esquema de residentes no habituales (NHR), con una tributación del 0%.

Costa Amenaza Dimision

También ha estado emitiendo las llamadas visas doradas que se trata de permisos de residencia para inversión, a cambio de compras de propiedades de 500.000 o más. Debido a esto, se ofrece el derecho de viajar libremente dentro del área Schengen sin fronteras de la UE y es un paso previo para alcanzar la ciudadanía portuguesa.

Si esta medida planteada por Unidas Podemos fuera una realidad, nuestro vecino Portugal sería el principal beneficiario, viendo una llegada masiva de flujos de capitales provenientes de España.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios